NEUQUÉN - Comerciantes neuquinos se rebelaron contra las medidas del gobierno provincial, que este domingo anunció que no habrá cambios en las restricciones hasta diciembre. 

Solo se amplió el horario de atención de los bares, pero siguen vigente la circulación hasta las 20, las salidas según terminación de DNI, y la prohibición de circulación vehicular y de apertura de los comercios los domingos. 

Este lunes, la Multisectorial de Comerciantes Autoconvocados emitió un comunicado en el que anunció que no respetarán las restricciones aunque sí los protocolos de cuidado, detalló diario Río Negro.

La Multisectorial de Comerciantes Autoconvocados integrada por el Cluster Pymes Neuquinas, Comerciantes Unidos de Neuquén y Neuquén Trabaja anunciaron: "Retomaremos nuestra actividad comercial regularmente, cumpliendo todas las medidas de seguridad sanitaria que venimos aplicando con excelentes resultados dentro de nuestros locales".

Informó a "toda la comunidad que serán atendidos con total normalidad, sin otras restricciones que el respeto al protocolo de cada establecimiento comercial" y resolvió que todos los locales comerciales que adhieran a estas disposiciones podrán identificarse con un logo de "Comercio Seguro", creado por la multisectorial.

Los comerciantes se apoyaron en declaraciones realizadas semanas atrás por del propio gobernador Omar Gutiérrez y por la secretaria de Capacitación y Empleo de la Municipalidad de Neuquén, María Pasqualini, quienes aseguraron que los comercios no son lugares donde se registren contagios internos.

También argumentaron con declaraciones del ministro de Salud de Nación, Ginés González García, que indicarían que estamos ya en el pico de casos, que se descomprimió la ocupación del sistema de salud y que disminuyeron las consultas al 0800-333-1002, el número para consultas referidas al coronavirus en la provincia.

La multisectorial de comerciantes que no se sienten representados por Acipan, la cámara de la actividad, señalaron entre las consideraciones que tuvieron para tomar la decisión de no respetar las medidas vigentes que "las restricciones horarias generan amontonamientos que perjudican el distanciamiento social aconsejado, obligando a recurrir mayormente a los grandes hipermercados y empresas de entrega de encomiendas y paquetería, potenciando más aún la concentración de personas, sumándole horas de espera en largas colas que aumentan mucho más todavía las posibilidades de contagio".

"Los comerciantes somos también consumidores y el tener una limitación horaria impide abastecernos de nuestras propias necesidades, por el hecho de encontrarnos en toda la franja horaria trabajando", resumieron.