CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- El Banco Central de la República Argentina confirmó que las sucursales mantendrán su funcionamiento con el mismo esquema de atención al público que venían implementando. De esta manera, desde lunes 27 de abril hasta el jueves 30 de este mes, abrirán en el horario habitual manteniendo la obligación de pedir turno previo para la atención.

Por su parte, los jubilados y pensionados no necesitarán sacar turno, pero tendrán que consultar a la ANSeS su fecha de atención correspondiente antes de acercarse a una sucursal.

Para acceder a la sucursal, es necesario sacar un turno por los canales que el banco ponga a disposición (el sitio web y otros canales) y ese comprobante les servirá como permiso de circulación y se solicitará para ingresar al banco.

En las sucursales, tanto las personas como las empresas pueden realizar operaciones como: Apertura de cuentas, gestionar un préstamo, presentar documentación, acceder a las cajas de seguridad, hacer gestiones vinculadas a las cuentas, depósito y extracción de moneda extranjera.

Las operaciones de retiro y depósito en pesos se mantendrán por los cajeros automáticos o terminales de autoservicios u otro sistema puesto a disposición por la entidad. En el caso de grandes volúmenes de efectivo, cualquiera sea la actividad, se deberá acordar con la entidad.

Los cajeros automáticos tienen la obligación de expender como mínimo hasta $15.000 por día -y en una única operación, si el cliente así lo quisiera- y su utilización no genera cargos ni comisiones, tanto para clientes como para no clientes de la entidad financiera, hasta el 30 de junio. También se puede retirar dinero en comercios o puntos de extracción adheridos, como supermercados, estaciones de servicio o farmacias.