CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - "Nunca me imaginé algo así", aseguró la cumpleañera emocionada luego de la sorpresa que le hizo su familia para sus 40 años y que jamás imaginó en plena cuarentena por el coronavirus. 

Las hermanas y el marido de Maricel fueron los artífices de este regalo: una caravana a puro bocinazo donde, por supuesto no faltó cotillón ni la torta.


"Estoy tan feliz, no tengo palabras", dijo entre lágrimas Maricel. "Nunca me imaginé todo esto", se alcanzó a escuchar en medio de la ruidosa convocatoria.

Los 40 en cuarentena: el festejo de cumpleaños que revolucionó a Rosario


"Al marido se le ocurrió todo esto y nos pareció una linda sorpresa. Nos enganchamos todas y los amigos también", sostuvo una de sus hermanas, mientras que otra agregó: "siempre se esmera por todos... Es la tercera, somos seis y siempre es muy buena con todos".

 
Tal como detalló Telefé Noticias, Emanuel, el esposo, también tuvo que ingeniárselas para que no se enteren sus hijas y mantener la sorpresa, que no pasó desapercibida para los vecinos de este sector de barrio Luis Agote, en el noroeste del macrocentro de Rosario.


Una fiesta improvisada en medio de la calle en tiempos de pandemia y por un rato, cerca de los afectos, a pesar del distanciamiento social por el coronavirus.