EGIPTO (ADNSUR) - Regresó entre los muertos. Así relató la familia de Mohammed al Gammal su reaparición, a cuatro meses de haber celebrado su funeral.

El insólito caso ocurrió en El Cairo, Egipto. Un hombre que deambulaba como vagabundo en las cercanías de un cementerio fue trasladado a una central de policía y allí, al conocer su nombre y comunicarse con sus allegados, tuvo lugar la increíble revelación.

"Lo enterramos hace cuatro meses, en el mes de marzo", fue la primera reacción de los familiares. Sin embargo, no había dudas: a quien encontraron vivo y caminando por la aldea de Kafr Al-Hosar fue al mismísimo Mohammed.

El hombre padece una enfermedad mental que causó su desaparición en los últimos meses. En marzo, sin saberlo, la familia sepultó a un desconocido en su lugar.

Lo dieron por muerto, lo sepultaron y apareció a los cuatro meses caminando en el cementerio

Al parecer, en su momento identificaron erróneamente el cuerpo de un desconocido. Una hermana había negado que se tratara de Mohammed, pero de todas maneras lo sepultaron creyendo que su ser querido -esposo y padre de familia- había perdido la vida.

Según explicó su círculo íntimo, el hombre desaparecía durante semanas de su hogar, a causa de una enfermedad mental. Lo habían visto por última vez en el mes de enero. Tras una llamada del hospital por la localización de un cuerpo no identificado, procedieron al reconocimiento.

En marzo realizaron el funeral a pesar de no haber recibido los resultados del ADN. Cuatro meses después, lo encontraron vagabundeando por el cementerio donde había sido sepultado y concluyeron que enterraron a una persona equivocada.