El hecho se conoció este lunes en la localidad de Córdoba, cuando Facundo Albacete decidió hacer pública su situación de robo, se quedó sin sus herramientas de trabajo al sustraerle los ladrones su moto y el celular. 

Albacete trabaja como tantos otros jóvenes de repartidor a través de una aplicación, y sumado al momento vivido tras el asalto también se vio desprotegido por las fuerzas policiales, quienes se mostraron indiferentes ante 22 llamados de pedido de ayuda.

En una entrevista con Eldocetv, el damnificado dijo "dos motochorros me bajaron de la moto a golpes, súper violento el asalto", llevándose de esa manera su moto y el celular de trabajo.

Lo asaltaron para robarle la moto y la policía no lo asistió porque era en una villa

Cuando la policía de Córdoba lo atiende y le indica en qué zona había ocurrido el asalto, le respondieron "no vamos ahí porque es una villa y tenemos miedo de ir", recordó Facundo. Finalmente, cansado de insistir, se dirigió a la comisaría de Arguello y allí su indignación se incrementó al descubrir que los efectivos estaban "ocupados" viendo el partido.

Lamentablemente, Facundo ha comentó que "es el segundo robo que tengo en menos de ocho meses". En el primero estaba trabajando de delivery en el barrio Observatorio y fue interceptado por dos motochorros. Eran las dos y media de la tarde más o menos y le sustrajeron todas las pertenencias, incluida la mochila con el reparto y el celular. "Desde el comercio donde fui asaltado llamé siete veces, pero nunca me atendieron", concluyó el empleado de delivery.