CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los especialistas coinciden en que de nada servirán los hospitales de campaña y las camas extras que se montaron en diferentes puntos de Capital Federal y el Gran Buenos Aires, como Tecnópolis, clubes y otros espacios, si no hay profesionales de la salud que puedan atender a los enfermos. En ese marco, la Cancillería habilitará el arribo de 202 médicos cubanos a la Argentina que llegarán en las próximas semanas al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en un vuelo especial de la aerolínea Cubana de Aviación.

La mayoría de los profesionales serán destinados a la provincia de Buenos Aires donde el propio ministro de Salud, Ginés González García, reconoció en un encuentro con Diputados que teme que se desarrolle una “situación inmanejable”, según pudo saber Infobae.

La negociación ya está cerrada y la decisión política ya fue adoptada. Ahora resta que se instrumente el trámite administrativo a través del cual se formalizará una excepción especial para la llegada del vuelo en medio del cierre de fronteras dispuesto por el Presidente como parte de las medidas de prevención ante el avance del coronavirus en el país.

A diferencia del resto de las personas que llegan a la Argentina del exterior, los médicos cubanos no deberán cumplir con los 14 días de cuarentena obligatoria. Llegarán con una declaración jurada avalada por el régimen castrista que garantiza que no registraron síntomas de COVID-19 y están sanos, en condiciones de prestar servicio en forma inmediata en nuestro país.

POLÉMICA

El plan de contingencia con médicos de la isla caribeña generó polémica semanas atrás cuando comenzó a gestarse la idea que se instrumentará a fines de abril. Hay voces críticas que se preguntan si realmente es necesaria la llegada de los profesionales cubanos teniendo en cuenta que hay miles de médicos que están terminando sus residencias y podrían abocarse a trabajar en la pandemia. Dicen además que detrás de la supuesta misión sanitaria se intenta fomentar una construcción narrativa en torno a la supuesta excelencia médica de la Isla que se encuentra gobernada por una dictadura, detalló el mismo diario. 

Actualmente hay médicos venezolanos que residen en la Argentina y que si bien no revalidaron sus títulos, quedaron en condiciones de prestar servicios en virtud de un decreto presidencial que los autorizó en forma excepcional y transitoria. También hay alrededor de 1000 enfermeros, muchos de los cuales fueron contratados para trabajar frente a un eventual brote de coronavirus.

Médicos y enfermeros cubanos desembarcaron en la ciudad de Milán, al norte de Italia, para sumarse a la lucha contra el coronavirus en el hospital de Lombardía, mientras que otro contingente voló a Qatar con el mismo fin.