COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El ministro de Educación del Chubut, Fernando Menchi, se hizo presente en el Jardín 426 para comunicarle a los padres y docentes acerca de la aprobación del proyecto de edificio nuevo. El jardín en cuestión sufrió la semana pasada un principio de incendio por un cortocircuito que derivó en protestas y corte de calle por parte de los padres.

El anuncio fue recibido en un principio con desconfianza y muchas preguntas sugestivas por parte de los padres pero finalmente y luego de escuchar la memoria descriptiva reaccionaron con aplausos de agradecimiento. Dejaron en claro que desde la comisión de padres harán un seguimiento de la obra para que no vuelva a quedar inconclusa y pidieron que se revea la posibilidad de un baño para discapacitados, a lo que el ministro respondió favorablemente.

El trabajo se llevará a cabo en tres etapas con la idea de no interrumpir las clases para lo cual un técnico especialista en seguridad visitó ayer el edificio para poder dar solución a lo urgente y así retomar las mismas lo antes posible. Cabe recordar que el edificio en cuestión es el que sufrió la semana pasada principio de incendio producto de un cortocircuito que derivó en protestas y cortes de calles por parte de los padres que reclamaban un lugar seguro para sus hijos. Eso produjo varios días sin dictar clases en el mismo.

La licitación se realizará entre junio y julio del corriente año y en la misma se licitarán las tres etapas juntas para poder asegurar la culminación de la obra, explicó Fernando Menchi. La idea es que se lleve a cabo durante el segundo semestre y que se inaugure junto al año lectivo que dará inicio en el 2017. La obra contará con baños independientes en cada aula, con un SUM para actividades recreativas y con un patio interno.

Respecto de la recepción de la noticia el ministro dijo: “Yo veo con mucha satisfacción el acompañamiento de la familia y de los adultos que trabajan en la institución, siempre es importante contar con esa cuota de confianza ya que nos alienta a seguir trabajando y a celebrar estos buenos momentos”.

Silvia González, supervisora de la escuela dijo que fue un gran avance sobre todo el trabajar en la ampliación y refacción y que por otro lado esté la gestión para un edificio nuevo con todas las condiciones desde el aspecto pedagógico y de seguridad edilicia.

Comentó que actualmente concurren unos 250 alumnos pero no descartan la posibilidad de incrementar el cupo y poder dar curso a la obligatoriedad de salas de 4 y 5 años y trabajar en la universalización de las salas de 3 años.

Cerró la charla diciendo “Todos trabajamos para el bien común y en especial de los niños”. Agradeció la presencia del ministro y la deferencia de allegarse a la institución. “Para mí fue una enorme alegría y un avance más para toda la comunidad”.