CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El lenguaje inclusivo avanza a paso firme en el Estado. Ahora, el Programa de Atención Medica (PAMI) estableció que sus disposiciones sean redactadas en lenguaje inclusivo de género. La resolución fue firmada por la directora de Instituto de Jubilados y Pensionados, Luana Volnovich.

El artículo 3 establece “instruir a las distintas Secretarías y Gerencias de este Instituto a los efectos de que las futuras disposiciones, circulares y demás instrumentos normativos sean redactados en lenguaje inclusivo de género”.

La disposición, firmada el 9 de enero, destaca el cumplimiento de la Ley Micaela. "Se pretende incluir como prioridad la igualdad real de género y el enfoque de los derechos humanos en las políticas destinadas tanto al personal que trabaja en el instituto como aquellas dirigidas a toda su población afiliada", determina.

Tal como se informó días atrás, el gobierno de la provincia de Buenos Aires trabaja en la elaboración de una guía de lenguaje inclusivo para la administración pública bonaerense con el objetivo de "visibilizar e incluir a todas las personas".

En julio de 2019 la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aprobó su uso para las producciones académicas elaboradas por los estudiantes, recordó TN. "La Resolución apunta a garantizar un marco de hospitalidad para quienes apuesten por prácticas de escritura que intenten dar visibilidad y generar una comunicación inclusiva del colectivo de mujeres, de las disidencias sexuales y de toda otra identidad invisibilizada o minorizada por el discurso corriente. Para ello se reconoce el uso opcional del lenguaje inclusivo en cualquiera de sus modalidades como un recurso válido, no obligatorio", expresa el comunicado oficial.

Mientras tanto, la Real Academia Española rechaza de manera contundente el uso de estas expresiones, y argumenta que para poder incorporar una forma de expresión nueva “tienen que constatar primero la frecuencia de uso y luego esa difusión de uso”.