GOBERNADOR GREGORES -  Este domingo por la tarde la policía detuvo a una camioneta que trasladaba media res en la caja, de forma irregular, dentro del ejido urbano de la ciudad. 

Dado que el conductor no pudo justificar legalmente la procedencia de la carne, la policía la decomisó. De nada valió que el hombre argumentara que la había recibido como forma de pago por un trabajo realizado en una chacra cercana.

Los agentes de la fuerza de seguridad les explicaron que no podían trasladar la carne de ese modo, ya que infringía las regulaciones sanitarias, por lo que la decomisaron y será incinerada frente a dos testigos.

Además, la Ford Courier en la que se trasladaba también fue secuestrada, ya que no contaba con la documentación que marca la ley de Tránsito, reseña La Opinión.