Una mujer oriunda del Reino Unido pasó un duro momento tras sufrir un dolor en su espalda, luego de acudir al médico a modo de consulta y que le diagnosticaran un cáncer terminal de pulmón.

Becca Smith, de 29 años, vive en la ciudad de Chester, Inglaterra, y en marzo de 2020, tras varios meses con molestias lumbares, fue internada a raíz de una pérdida en su visión, lo que desembocó en una dura enfermedad.

"El cáncer está en estadio 4. Está extendido por todo el cuerpo y no hay nada que podamos hacer, te quedan dos semanas de vida", le aseguraron los médicos en ese entonces según recordó la joven en un posteo de Instagram destinado a concientizar sobre los riesgos y síntomas del cáncer de pulmón.

"Cualquier persona con pulmones puede contraer cáncer de pulmón", relató tras recordar que ella siempre fue una mujer sana y no fumadora.

En base a sus dichos, pasó varios días en el hospital, donde le realizaron "numerosas resonancias magnéticas, tomografías computarizadas y biopsias", hasta que se confirmó el duro diagnóstico.

"Grité en los brazos de mi madre: '¡No me dejes morir, mamá! (...) pasé los siguientes días en una habitación con todo tipo de medicamentos, con un dolor insoportable y mi familia al lado de mi cama. Luego me enviaron a casa con enfermeras de cuidados paliativos. Este también fue el comienzo del encierro, por lo que amigos y familiares viajaron para estar junto a mi cama para despedirse", aseguró Smith.

En ese sentido, destacó que una biopsia reveló que si bien su enfermedad no tenía cura, sí era tratable.

"Esto significaba que había tratamiento y yo viviría (...) mi increíble familia y yo nunca nos dimos por vencidos", concluyó su posteo

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!