COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A Leticia Mansilla (29) siempre le gustó Caleta Córdova. Por eso, cuando junto a dos amigas decidió presentar un proyecto en el programa “Promociona tu destino”, enseguida pensaron en el barrio que se encuentra al norte de Comodoro Rivadavia. “Las tres amamos Caleta Córdova. Yo no vivo ahí, pero siempre me gusta ir al lugar porque siento mucha paz en esa zona y siempre descubrís algo nuevo”, dice Leticia en una entrevista con ADNSUR.

Ella es licenciada en turismo, al igual que sus dos amigas: Cristina Cárdenas y Tamara Saldivia. En su su caso se recibió hace dos años y este verano comenzó a trabajar como preventora en el Área Protegida Rocas Coloradas, recientemente creada por el Gobierno provincial a través de un trabajo que incluyó a la Municipalidad, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, el Instituto de Desarrollo Costero, entre otros actores.

Allí a diario recibe a visitantes que se acercan a conocer este hermoso lugar, desde gente que se suma al programa Turistas por un Día, hasta influencers y empresarios que forman parte de la estrategia de promoción de este nuevo destino.

 

Leticia junto a sus dos amigas en este proyecto que busca potenciar Caleta Córdova.
Leticia junto a sus dos amigas en este proyecto que busca potenciar Caleta Córdova.

 

DAR VALOR A UN BARRIO TURÍSTICO

Cuenta Leticia, que el año pasado junto a sus amigas decidieron participar en el programa de turismo de Nación y pensaron en Caleta Córdova, el barrio que es la puerta de entrada al área y  sinónimo de maricultura y puerto.

“El concurso era buscar la promoción de un destino local y que sea como alternativo. La idea era ofrecer un lugar que sea de tu ciudad, pero que no sea tan típico, teniendo en cuenta también los protocolos por el tema de la pandemia. Nosotros decidimos presentar Caleta Conectada porque es un lugar con mucho potencial. Por ejemplo, previo a la pandemia, cuando nosotras lo comenzamos a trabajar, mucha gente no conocía el farallón que pasa por los caminos alternativos, entonces pensábamos que era un lugar rico a nivel de atractivo turístico pero solo falta complementarlo con recursos para que tenga una mejor visualización de la zona”, asegura.

Como dice Leticia el Farallón de Caleta Córdova es un lugar ideal para conocer acá nomás. Se trata de un accidente geográfico frente a los paredones de acantilados donde reposa una bandada de cormoranes que se hacen oír a la distancia.

 

Foto: Comodoro Turismo.
Foto: Comodoro Turismo.

 

Pero eso no es todo, Caleta Córdova, que se encuentra a 18 kilómetros de la ciudad, también ofrece una atractiva Feria de Maricultores, donde se puede degustar desde rabas y langostinos apanados, hasta empanadas de centollas, un clásico. Por su tradición portuaria, también hay varios restaurantes donde los mariscos son la principal invitación para sentarse en la mesa y degustar un rico pulpo o una buena picada de mariscos. 

Por sus características, pesca, avistaje de aves, caminatas y buceo son sinónimos de este  barrio que está rodeados de cerro y mar, un paisaje típico de esta zona de la Patagonia que maravilla a los extranjeros. 

“Caleta Córdova es un lugar ideal para contemplar", dice Leticia con seguridad. "Tenés de todo, si querés aventura también podés ir a los cerros y también tenés la playa, donde hay una parte con pozones. Realmente tiene potencial turístico que se va acrecentando”.

 

 

Las chicas ya llevan casi un año trabajando con el sector. Su idea en un principio fue ayudar a los emprendedores locales afectados por la pandemia, y promocionar cada puesto de comida, cada rincón. 

Para hacerlo utilizaron las redes sociales mostrando, con imágenes y video, todo lo que la zona ofrece en Tierra, Sabores e Historia y Cultura, ya que por sus características la población tiene una fuerte identidad.   

La respuesta de la gente no tardó en llegar. “Un montón de gente nos empezó a escribir. Nos preguntan cómo acceder al farallón, el horario de los puestos de maricultores, gente que viene de afuera nos pregunta si hay lugares de alojamiento, y nosotras le damos toda la información importante, como la tabla de mareas, recomendaciones por donde ir, y demás para que si la gente va lo haga con recaudos”, indica Leticia.

Ahora ellas quieren ir por más y ya trabajan en posibles circuitos turísticos. Tenemos pensados tres circuitos, en los cerros y dentro de lo que es el barrio. Estamos desarrollando la parte legal para generar actividades recreativas y fomentar las actividades al aire libre, con circuitos en cerros, travesías y safaris fotográficos en base a la flora, la fauna y los paisajes. Eso es lo que queremos ofrecerle a la ciudad en base a la potencialidad que tiene el lugar. Pero queremos trabajar en conjunto para que sea algo beneficioso para la comunidad”, sentencia la joven, y al preguntarle qué le diría a la gente para que visite Caleta Córdova, no duda: “Que vayan para que tengan su momento de contemplación y conexión con la naturaleza, y a la vez puedan aprovechar la gastronomía local y todo el paisaje marino que lo rodea”.