COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El gerente del Banco Nación, Adrián Rivalta, relató este jueves que a partir de las nuevas medidas para la compra de dólares, dispuestas por el Banco Central, se generó un incremento de extracciones de los clientes que poseen ahorros en billete norteamericano, pero llevó tranquilidad al afirmar que la entidad cuenta con suficiente moneda para responder a esa demanda.

“Como cada medida de los últimos años, cuando se asalta un poco la libre disponibilidad y el acceso al mercado de cambios, siempre genera obviamente cierta intranquilidad e incertidumbre –detalló, en diálogo con Actualidad 2.0-. Luego de la comunicación del Banco Central, tanto en la jornada del miércoles como del jueves, hemos tenido un incremento de las extracciones, de las cuentas a la vista, de monedas extranjeras”.

El ejecutivo bancario aclaró que no se trató de montos considerables, pero el mayor movimiento se notó en relación a las semanas previas. “La medida impactó en cuanto a la confianza del ahorrista y bueno obviamente hay un incremento de extracciones de las cuentas en dólares –indicó-. De todos modos no sacan los dólares del banco, sino que la mayoría los retira de una caja de ahorro y lo pasa a una caja de seguridad”.

Rivalta señaló que el banco continúa con el mismo protocolo que se aplicó a comienzos de la pandea. “Estamos otorgando alrededor de 180 turnos por día, de los cuales en las ultimas 48 horas aumentó el 20% el pedido de turno para extracción de estas cuentas en dólares, pero no hizo falta ninguna medida en especial, porque tenemos existencia de dólares, es decir el banco tiene el numerario suficiente como para afrontar cualquier tipo de retiro por parte de los clientes. Por lo tanto no hay ningún tipo de modificación a lo que ya veníamos aplicando en cuanto al sistema de turnos”.

 Para el gerente, la situación no difiere de otros momentos similares, en que el anuncio de medidas vinculadas  a la compra de dólares genera inquietud en los ahorristas.

Cómo afectan las nuevas medidas para comprar dólares

A partir de las nuevas disposiciones, la compra del dólar para ahorro implica el pago del impuesto PAIS del 30 por ciento sobre la cotización oficial, que este jueves osciló los 79 pesos. De ese modo, se eleva a 102 pesos, pero además se debe sumar el 35 por ciento, en concepto de pago a cuenta del impuesto a ls ganancias, por lo que se suman otros 27 ó 28 pesos, por lo que la operación final asciende hasta los 132 pesos por unidad. Al mismo tiempo, se mantiene el límite de 200 dólares por mes, pero a ese cupo se le debe restar el uso de la tarjeta de crédito, en caso de que el ahorrista haya hecho compras en dólares. Rivalta explicó también que si un mes se pasa de ese límite de 200, a través de la compra con tarjeta, el saldo queda para restarse del cupo del mes siguiente.

“Si una persona consume 180 dólares con su tarjeta, le quedarían sólo 20 dólares para comprar en el mes. Y si gasta 220 dólares, ocupa todo el cupo y los 20 dólares que se excedió se descuentan del cupo del mes siguiente, por lo que le quedarían 180 para ahorrar”, graficó el gerente.

Consultado en torno a si los plazos fijos ofrecen mejores condiciones para desalentar el ahorro en dólares, respondió:

“Si uno ve la evolución de los plazos fijos en pesos, durante los últimos meses, puntualmente no solamente en nuestra sucursal, sino en toda la zona, me animo a decir en todo el banco, se han incrementado los últimos 4 ó 5 meses –detalló-. O sea que la gente sigue ahorrando en pesos, obviamente que también el ahorro en dólares tuvo un crecimiento, teniendo en cuenta la cantidad de personas que ha comprado dólares en este último tiempo”.

En ese marco, estimó que en los últimos 90 días, la compra de dólares se debió al gasto no realizado por las familias, a partir de la menor actividad y consumo determinada por la pandemia, lo que pudo haber generado saldos que se derivan al ahorro en moneda norte americana.

No obstante, valoró que en los últimos seis meses hay un aumento de depósitos en pesos.

“Las empresas sólo cubren los costos”

En relación a los efectos de la pandemia, Rivalta consideró que siguen observando indicadores muy críticos: “No se ha recuperado el nivel de facturación de las empresas a marzo, es decir al comienzo de la pandemia. Obviamente si uno lo compara con los meses abril y mayo, que fueron los peores de lo que vamos transitando en esta cuarentena,  obviamente hay una recuperación importante. Creo que tiene que ver con esta flexibilización que se fue dando paulatinamente en la apertura de los comercios y demás, pero lo que nos manifiestan las empresas es que están vendiendo solamente para cubrir costos, sin rentabilidad”.