El ministro de Salud, Fabián Puratich, se refirió a la llegada de un nuevo lote de vacunas contra el coronavirus a Chubut, las primeras que arriban con la característica de no necesitar la aplicación de una segunda dosis para que el esquema vacunatorio esté completo.

Se trata de un inmunizante desarrollado por el laboratorio chino Cansino, que asegura una alta eficacia. En la provincia, el titular de la cartera sanitaria adelantó que este tipo de vacunas se colocarán a aquelas personas a las que no resulte posible hacer un seguimiento, como las personas en situación de calle.

"Con el avance que tenemos en la campaña en la provincia se va a definir los grupos específicos para esas dosis", mencionó en dialogo con La Cien Punto Uno.

Adelantó que en principio "el objetivo van a ser esas personas que uno sabe que no va a poder volver a asistir para una segunda dosis, como las personas en situación de calle o lugares muy alejados... pero en la provincia nosotros no hemos tenido problemas con este último grupo porque llegamos a todo el territorio", dijo Puratich.

A principios de agosto llegó el primer cargamento -de 200 mil dosis- a Argentina, en el marco del Plan Estratégico de Vacunación del Gobierno nacional contra el coronavirus. Desde la cartera sanitaria nacional indicaron que llegarán 5,4 millones de dosis en el transcurso del año.

DETALLES DE LA VACUNA CANSINO, DE UNA SOLA DOSIS

Según información de sus desarrolladores, la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Cansino Biologics Inc  -llamada Convidecia-  tuvo una eficacia del 68,83% en la prevención de todas las enfermedades Covid-19 sintomáticas a los 14 días de la aplicación, y un 95,47% de eficacia en la prevención de la enfermedad grave.

En tanto, pasados los 28 días, presentó una eficacia del 65,28% contra todas las enfermedades sintomáticas y 90,07% de eficacia en la prevención de la enfermedad grave.

Las reacciones adversas más comunes después de la vacunación son fiebre, enrojecimiento, hinchazón y dolor en el lugar de la vacunación. Por lo general, una reacción puede aliviarse por sí sola en 96 horas y no se requiere ningún tratamiento especial.

Se trata de una vacuna que utiliza el adenovirus humano 5 (que causa resfrío común) como vector viral no replicativo para transportar la proteína Spike del coronavirus.

Cuando la vacuna ingresa al organismo, el adenovirus 5 no se replica por lo que no causa enfermedad y una vez que ingresó en las células, el gen se transcribe para expresar la proteína S, que actúa como un antígeno que desencadena la respuesta inmunitaria del huésped. 

Es un tipo de vacuna que ya se desarrolló con éxito contra otras enfermedades como el ébola.

La vacuna necesita de una temperatura de 2 a 8 grados centígrados para su conservación, lo que implica una ventaja para la logística.