CAPITAL FEDERAL - A fin de evitar el contagio del coronavirus​, las farmacias agrupadas en la Asociación de Propietarios de Farmacias de la República Argentina (Asofar) anunciaron este martes un protocolo de atención para los grupos de riesgo.

Así, desde el miércoles los locales atenderán entre las 8 y las 9.30 a las personas que integran los grupos más vulnerables, entre ellos, las mujeres embarazadas y los mayores de 60 años, quienes también quedaron eximidos de ir a sus trabajos por disposición del Gobierno.

Asofar nuclea a más de 2 mil farmacias de todo el país y concentra cerca de un tercio de la facturación del sector en el área metropolitana. Para los empleados de cada uno de los comercios, se emitió un protocolo en sintonía con las recomendaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud ​y el Gobierno nacional.

El presidente de la entidad, Norberto Mañas, se encuentra recluido en cuarentena desde el último jueves, luego de su regreso por Europa. "Tomé la decisión antes de que sea obligatorio porque estoy convencido de que debemos cuidarnos para poder cuidar al otro. Lo más duro es no tener contacto con mis hijos, de 11 y 16 años, a quienes no veo desde mi vuelta, ya que están en casa de amigos", reconoció.

El dirigente contó el miedo que advirtió en los madrileños a medida que la pandemia comenzaba a avanzar en España. "Hasta hace una semana se veía a la gente caminar por las calles sin grandes temores y a muy pocos con barbijos. Pero ya con el correr de los dias, cada vez eran menos los peatones que circulaban por la ciudad, la mayoría de ellos esta vez con barbijos, y veía transitar a una enorme cantidad de autos en el centro, lo que es poco común en las capitales europeas", cerró.