Territoriales, malhumorados y solitarios, esa es la fama que se han ganado los gatos. Para muchas otras personas son seres de otro mundo, pero se sorprenderían si descubren que detestan algunas cosas que hacen las personas, de las cuales también le molestarían a cualquiera.

A todos alguna vez nos molestó la música del vecino o habló con alguien que no tiene buena higiene, ya sea bucal o corporal. Sin embargo, a diferencia de las mascotas las personas tienen más opciones de disimular el malestar.

Si alguien nota que su gato está ansioso o su cuerpo muestra señales incómodas o negativas, se sugiere que lea estas cinco cosas que los gatos odian de las personas. Si se las corrige, seguro que la vida de ambos será más sencilla… ¡Nadie quiere un gatito enojado!

🐱 1. Los sonidos o ruidos fuertes

¿Qué sentís cuando alguien te grita muy fuerte al oído o sin querer le subís a la música con audífonos? Al igual que nosotros, los gatos no soportan los ruidos fuertes.

Aunque para ellos es peor, porque además del sonido y las peleas verbales, los truenos y fuegos artificiales también los afectan. Esto les puede causar estrés crónico, del cual derivan problemas de salud y comportamiento como depresión, nerviosismo, agresión, caída de pelo y falta de apetito.

Las cinco cosas que los gatos odian de las personas

🐱2. Odian la falta de limpieza

¿A quién le gusta vivir entre la suciedad? Bueno, los gatos no son la excepción. Estos animales son fan de la limpieza, por eso se están limpiando constantemente. Aunque sorprendentemente no son amigos de las duchas.

Es recomendable limpiar su arenero todos los días o cada dos dependiendo de los hábitos del animal y de la cantidad de gatos que se tengan en casa. Hay que tener en cuenta el tipo de arena que se emplea, para saber cuando se debe cambiar, pero en promedio es cada dos semanas.

🐱3. Las caricias en exceso o muy agresivas

Si tenés un gato ya sabrás donde le gusta que lo acaricien, a menos que quieras un arañazo o mordida gratis. Si aún no sabés, es aconsejable que comiences en la cabeza y cuello, pues el cuerpo es un tema sensible para ellos. Presta mucha atención a su lenguaje corporal y se amable.

Los gatos también odian a las personas que todo el tiempo están haciéndole caricias. Ellos creen que el contacto físico es una “forma de dominio”, por lo que solo se acercarán a vos cuando ellos quieran amor y atención.

Los gatos tienen un desarrollado olfato, por lo que no soportan los olores fuertes.
Los gatos tienen un desarrollado olfato, por lo que no soportan los olores fuertes.

🐱4. Los olores fuertes y la comida en mal estado

Los gatos tienen un desarrollado olfato, por lo que no soportan los olores fuertes como perfumes, desinfectantes u otro tipo de fragancias de gran olor que los humanos usan.

De igual manera no les gusta el olor de la comida rancia y por supuesto en mal estado. Si vas a darle comida, asegurate de darle lo necesario, porque las sobras pueden enfermarlo.

5. Tener competencia de otros gatos

A todos les gusta ser el mejor en lo que hacen. Ya sea por comida, territorio, atención o juguetes, los gatos son muy celosos y necesitan ser los primeros en todo.

Estos celos pueden representarlos como agresión hacia los humanos u otros gatos. Si dejás salir a tu mascota y se siente amenazado por otro que viva con él, puede que agreda a un minino de la calle. O viceversa.

Fuente: El Universal (México)