Las cinco claves para tener tu mini bar en casa

Para tener un bar en el propio living se debe pensar en qué espirituosas tener, desde vinos, cervezas y bebidas para preparar tragos, así como también accesorios.

Lo primero es lo primero

Cuando hablamos de tener nuestro propio mini bar, la primera pregunta que surge es cuántas bebidas necesitamos. Empecemos por lo apto para todo público: la cerveza. No solo es una bebida ligera y fácil de tomar, sino que también propone una variedad casi infinita que nos invita a descubrir estilos de todo el mundo. Se puede hacer un mix que asegure grandes clásicos (de una dorada Patagonia Bohemian Pilsener a una Bass, la primera pale ale del mundo, toda una tradición de Reino Unido) y también otros ejemplares menos conocidos para degustar: un set de birras europeas es una apuesta segura, desde las belgas Leffe (en sus versiones Brune y Nectar) a la alemana Spaten Optimator.

¿Qué hacer con los vinos?

Las cinco claves para tener tu mini bar en casa

Opciones de espirituosas

Las cinco claves para tener tu mini bar en casa

Con tequila se pueden preparar las mejores margaritas, aunque si es bueno, como Patrón Reposado, hay que disfrutarlo en chupitos. Se trata de un tequila ultra premium, añejado en barricas de roble, con notas cítricas, miel y un acabado a flores. Con ron llegan los populares daiquiris y clásicos como un mai tai. Con el whisky, desde un manhattan a beber un The Glenrothes Vintage Reserve on the rocks.

Fuente: ambito.com • Fotos: ambito.com, medium.com, thespruceeats.com