CAPITAL FEDERAL - Quemar muñecos, barrer hacia afuera o utilizar ropa interior amarilla o roja son solo algunas de las opciones para llamar a la prosperidad. Existen tantas cábalas de Año Nuevo como personas dispuestas a desarrollarlas. Algunas provienen de ritos de diferentes culturas, otras se instalan gracias a la tradición familiar y la costumbre que se traslada a las diferentes generaciones. Tras un 2020 realmente inusual y difícil, los rituales para atraer la buena suerte, la salud, la fortuna y el amor se vuelven casi una necesidad de medianoche.

En medio de esta pandemia, es importante cumplir con los protocolos sanitarios, mantener el distanciamiento social, e incluso utilizar el barbijo dentro de la casa como forma de atenuar las posibilidades de contagio. También recomiendan marcar y diferenciar la vajilla (cubiertos y copas, especialmente) para no compartirla, lavarse las manos con frecuencia y usar agua y jabón, o un desinfectante de manos a base de alcohol.

Estas son las cábalas, tradiciones y ritos de diferentes culturas:

Quema de muñecos

El ritual consiste en quemar un muñeco hecho de trapos a las 12, representando y despidiendo el año que se va y todos los problemas que trajo consigo, para que no se repitan en el año que comienza.

Aloe vera en la entrada

Se debe colgar una hoja de aloe vera en la entrada de la casa. Debido al poder medicinal que se le atribuye a esta planta, se cree que sirve para espantar las malas energías y proteger la salud.

Tirar agua o barrer hacia afuera

Tirar agua desde adentro hacia afuera es el símbolo de las lágrimas derramadas durante el año, y ayuda a eliminar las penas y la negatividad. Lo mismo sucede con la escoba: barrer desde la puerta hacia la calle sirve para limpiar la casa de las malas energías.

Billete en el zapato

El procedimiento es simple: agarrar un billete el último minuto del 31 de diciembre, mientras más alto sea el monto, mejor; y colocarlo en la planta del zapato o sostenerlo en la mano cuando finaliza el año. Se cree que es una apuesta a la prosperidad.

Cucharada de lentejas

También en favor de la prosperidad, el rito original dice que debe ser un plato entero, pero con una cucharada basta.

Ropa interior de colores

Las bombachas o los calzoncillos amarillos atraen la buena suerte y la alegría. Si son nuevos, mejor. Y si en lugar de comprarlos te los regalan, todavía mejor.

En tanto, usar ropa íntima de color rojo sirve para que sea un año donde fluya mucha energía apasionada en la pareja o encuentres pareja si aún no tenés.

Comer 12 uvas después del brindis

Para la buena suerte, se deben comer 12 uvas o pasas de uva de una en una, pidiendo un deseo por cada una.

Sacar a pasear las valijas

Si te gusta viajar, agarrá una valija o mochila y da una vuelta a la manzana o a la cuadra con ella encima. Dicen que es un ritual que atrae muchos viajes o paseos para el año que comienza.

Subirse arriba de una silla o de una escalera

Este rito propone que el año próximo vaya siempre en ascenso. Se debe subir a la silla a las 12 y bajar con el pie derecho para reforzar la buena suerte.

Encender una vela de color blanco

Es para la buena suerte y podés mantenerla encendida durante toda la noche del 31.

Vestirse con ropa blanca o tonos claros

Esta tradición ayuda para alejar enfermedades.

Escribir las cosas malas y quemarlas

Después del brindis, quemá el papel con las malas vivencias del año que se fue para evitar que no se vuelvan a repetir.

 

 

Fuente: Ámbito