COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este jueves,la Municipalidad de Comodoro Rivadavia dio a conocer las nuevas disposiciones para compras en supermercados y pago de servicios en Pago Fácil y Rapipago y lugares extra bancarios, luego de un acuerdo entre Municipios y Provincia.

Largas filas este jueves en los Rapipagos y Pago Fácil de la ciudad

De esta manera, hoy jueves pueden concurrir a los Rapipagos y/o Pago Fácil las personas cuyos DNI terminen en 6 y 7. Se solicita tomar distancia entre personas y usar tapabocas o barbijos caseros.  Además se recuerda que quienes deben ir a estos lugares a pagar sus facturas son aquellas personas que no utilizan las plataformas de home banking para abonar sus facturas, ni lo hacen a través de cajeros. 

COMO PAGAR ONLINE

En este sentido, la Sociedad cooperativa Popular Limitada (SCPL) ya habilitó una plataforma online para la gestión y pago de facturas. Así, los usuarios pueden entrar a https://factura.scpl.coop/ , buscar sus facturas y realizar el pago. Por su parte, Supercanal tambiénimpulsó sus vías de pago online a través de su sucursal virtual 

MÁS OPCIONES 

Cajeros automáticos o banca electrónica

Todo aquel que tenga una cuenta bancaria a su nombre, ya sea una caja de ahorro o una cuenta corriente, puede utilizar los fondos depositados en ellas para pagar las facturas de los servicios. Esto incluye a las cuentas que se utilizan para el cobro de jubilaciones y planes sociales. Por otro lado, quienes no están bancarizados tienen el derecho de pedir en cualquier banco la apertura de una caja de ahorro básica gratuita, algo tramitable 100% online.

En cualquier caso, además de tener una cuenta, el requisito para poder hacer los pagos es contar con una tarjeta de débito. Quienes tienen la cuenta pero no la tarjeta -ya sea porque nunca la retiraron, la perdieron o jamás la activaron- lo que deben hacer es contactarse con el banco para pedir su habilitación o el envío de un nuevo plástico al domicilio cuanto antes.

Con la tarjeta en funcionamiento, en el cajero automático más cercano, basta con ingresar la clave PIN, ir al menú de pagos, marcar los datos que pida el sistema de la boleta a pagar (como el número de cliente), seleccionar el vencimiento que se desea abonar y confirmar para que se concrete la transacción.

Lo ideal, sin embargo, es que esto se haga sin salir de casa, mediante las "sucursales electrónicas" que cada banco tiene a disposición. Esto es, desde la propia computadora o el celular. Quien nunca haya accedido a estos sistemas de "home banking" o "banca móvil" tendrá que ir por única vez a un cajero automático, introducir su tarjeta de débito y su clave PIN, y, en la sección de "Claves", generar el código que le permitirá registrarse en la Web o la app del banco con un nombre de usuario y una contraseña secretos.

Al entrar finalmente e identificarse en la plataforma bancaria, la opción de "Pagos" conducirá a servicios como Pagar (en entidades de la Red Link) o PagoMisCuentas (en los de la red Banelco), donde se puede abonar todo tipo de impuestos y servicios en pocos segundos, tal como se hace en los cajeros automáticos, debitando fondos de la cuenta. En los sitios web de Pagar y de PagoMisCuentas, además, clientes de cualquier banco que se registren pueden también ingresar directamente a abonar facturas, sin pasar por la plataforma de su entidad.

Tarjetas de crédito y débito

En sus sitios web y apps, todas las empresas de servicios tienen espacios en los que el cliente, luego de registrarse, puede hacer gran cantidad de trámites, entre ellos el pago electrónico de las facturas. Según el caso, llaman a este ámbito de atención con nombres como "oficina virtual", espacios de "autogestión" o "Mi perfil". Allí ofrecen consultar las facturas pendientes de pago (y las históricas también), emitir nuevamente las vencidas y pagarlas con tarjeta. En algunos casos sólo ofrecen la opción de abonar con plásticos de crédito y en otros, también con las de débito.

Los pagos con tarjeta de crédito también pueden tramitarse llamando a las líneas de pago telefónico que cada prestador de servicios informa en las boletas. Y también a través de los sitios propios de cada plástico, como Visa Home o MasterConsultas, con registración previa.

Débito automático

Tanto en sus líneas de pago telefónico como en sus espacios de autogestión online, las empresas suelen ofrecer la opción de activar el débito automático de las facturas. Esto implica autorizar a la empresa para cobrarse, cada mes, sobre la fecha del vencimiento, el monto de la boleta sin necesidad de que el usuario deba ocuparse del tema.

El débito puede programarse para que la empresa reciba los fondos directamente de la cuenta bancaria del cliente o que los cargue a una tarjeta de crédito. En este último caso, la adhesión también puede realizarse en los sitios web de cada plástico.

Billeteras virtuales

Las facturas también pueden pagarse fácilmente a través una serie de aplicaciones para móviles conocidas como "billeteras virtuales", muchas veces con la facilidad de que el sistema reconozca la boleta en cuestión con sólo escanear el código de barras con la cámara del móvil.  MercadoPago (de Mercado Libre) es la opción más conocida. 

La ventaja de estos programas es que el cliente ingresa los datos de sus cuentas bancarias y tarjetas de débito y crédito una sola vez. Y luego, puede realizar todo tipo de pagos, recargas y compras solamente señalando cada vez cuál de todos los medios adheridos prefiere usar. También puede elegir emplear fondos que ya tenga depositados en su cuenta virtual, por ejemplo, por haber recibido un pago de otra persona o por haber cargado ese dinero, ya sea con transferencia desde otra cuenta o en efectivo a través de redes como Pago Fácil y Rapipago.

Algunas de las billeteras virtuales, como Ualá o Moni, ofrecen préstamos personales que se acreditan al instante y el usuario puede luego destinar a abonar impuestos y servicios dentro de la misma plataforma. El dato para mirar con mucha atención, en estos casos, es el plan de pago propuesto, la tasa de interés y el costo financiero total de la operación.