CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Los bancos de todo el país abrirán el sábado y domingo debido a las interminables colas que se formaron desde la madrugada de este viernes en las sucursales bancarias para el cobro de jubilaciones y planes sociales de quienes no tienen tarjeta de débito.  "Lo hecho hecho está", dijo Eugenio Semino, titular de la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, a Clarín. "Los funcionarios que decidieron esto han violado en la norma básica del aislamiento social preventivo y obligatorio que decretó el Estado. Lo que les pase a estos adultos mayores por estar haciendo cola será responsabilidad de ellos”, sentenció.

Semino se refirió así a quienes permanecieron este viernes varias horas haciendo cola frente a las sucursales para cobrar son también quienes están en la primera línea del grupo de riesgo ante un contagio de COVID-19.

En ese marco, consideró que "es inexorable que el presidente de la Nación pida la renuncia del secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi, y del director de la Anses, Alejandro Vanoli", quienes activaron la reapertura de las sucursales. 

La reapertura de los bancos es únicamente para el pago de jubilaciones, pensiones, planes sociales y programas de ayuda de la Anses a quienes no cuenten, por diferentes motivos, con una tarjeta de débito o no saben utilizarla. No atenderán a otros clientes.

Según Semino, se debería "seguir pagando los 10 días que no se pagó, con turnos y horarios para adultos mayores. Era una obviedad que esto iba a pasar. Por algo ahora después del daño que se hizo, se habla de atender sábado y domingo”. 

Según detalló Clarín, la decisión de abrir el sábado y el domingo partió del Presidente. La Asociación Bancaria, que días atrás había previsto que se desataría cierto descontrol frente a las sucursales, dijo que de "puertas hacia afuera" las Fuerzas de Seguridad deberían controlar que se respete el distanciamiento social en las colas. Y también hicieron foco en la responsabilidad de quienes se acercaron a los bancos.

"Está sucediendo lo que habíamos advertido, y es que, al no ser el sistema financiero un servicio público, esto tiene una orientación comercial y los trabajadores bancarios estamos haciendo todo lo posible para atender a los jubilados", dijo el vocero de La Bancaria, Eduardo Berrozpe.

Adelantó que los bancarios "van a atender con la fuerza de seguridad pública en la puerta" y manifestó:"No es necesario agolparse en los bancos para cobrar".

Las entidades financieras también estarán abiertas el próximo lunes y martes con el mismo objetivo de atender a los jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales que no cuenten con tarjeta de débito o tengan inconvenientes para cobrar a través del cajero automático.