Lara Kuzmanic es de Rada Tilly y ahora vive en Capital Federal, donde no solo se dedica a su carrera de DJ profesional, sino que estudia producción musical. Es parte de NotDolls, Techno Army y Disturbio. Lo que empezó por gusto y curiosidad se convirtió en un trabajo que le apasiona y que la llevó incluso a tocar fuera del país. 

"Ahora está un poco parado por todo lo que está pasando. Por ahora tocamos en algunos bares, estoy regresando a la cabina después de un tiempo de estar parada. Me han pedido podcasts o videosets en Chile, en Perú y en Paraguay. En ese sentido nos vino bien a todos, que nos estamos visibilizando por los streamings. Eso va a quedar registrado en las páginas de cada lugar y lo van a poder seguir viendo cuando quieran", cuenta en diálogo con Cadena Tiempo.

Aunque todo hay una gran preparación detrás de cada set y cada sesión, nunca falta la improvisación o el dejarse fluir para exprimirle hasta el último beat al momento.

Lara, la radatilense que sacude las pistas porteñas del techno

"A mí me gusta estresarme y entrar en crisis porque necesito que salga todo perfecto. Me preparo siempre mucho para dar un buen show. También estoy estudiando producción musical; eso sí es un 'laburazo' que requiere de constancia. Es mi trabajo pero además es divertido”, expresó.

"Lo que uno pone es lo que le hace sentir a la gente. Si es música melancólica, todos estarán en ese 'mood', pero si ponés algo más fuerte, seguramente saltarán. Se juega hasta con la velocidad de la música”.

"Yo me preparo para estar siempre lista pero al momento de estar ahí, se van haciendo cambios; se ve si quedó bueno lo que armaste o si es necesario cambiar a otra cosa; ir por otro lado. No siempre hacés lo que preparás y chau", asegura Lara.

"Fui una raven y jamás me imaginé que iba a poder ser DJ", recuerda sobre sus inicios, que si bien 'era del palo', estaba entre el público. "Para mí era algo imposible; no me lo imaginaba. Se dio, me enseñó a tocar un amigo y me di cuenta que no era imposible. Empezaron a invitarme a tocar en fiestas y fui aprendiendo sobre la marcha, en vivo. Comenzó a gustarme muchísimo, lo tomé como un trabajo y con responsabilidad. Y me encanta que hoy sea mi trabajo", contó.

"Valora que "en estos últimos años hay muchas DJ’s mujeres y se nos está dando el lugar. Antes las cabinas eran solamente para los hombres; las mujeres eran solamente para el público o las fotos de la fiesta para vender. Ahora somos protagonistas igual que los hombres aunque hay lugares en donde eso no se cumple".

Lara es parte de una reconocida familia de deportistas. Su padre “Rulo”, era piloto y dirigente del motocross, al igual que su tío “Muela”, ex rugbier. Su hermano Nicolás falleció en el 2015 en un accidente en el Autódromo de General Roca mientras corría el certamen del Sur de la República de motociclismo de velocidad.

Fuente: Jornada