LAGO PUELO (ADNSUR) -   La turista, oriunda de Buenos Aires, se perdió en las aguas del Río Azul cuando disfrutaba de la cordillera junto a su esposo, su hija de 12 y su hijo de 6 años. El trágico hecho ocurrió el jueves pasado en la zona de la desembocadura del río. Pese a la búsqueda incesante del cuerpo, no han habido novedades y, por eso, incorporarán un robot. 

La tragedia golpeó a una familia de Buenos Aires cuando una mujer, de 40 años, junto a su hija de 12, se encontraban en la zona de la desembocadura del Río Azul, en la localidad chubutense de Lago Puelo.  La mujer junto a su hija se metieron a bañar en la desembocadura cuando fueron arrastradas por la corriente.

La nena logró ser auxiliada pero su madre se perdió entre las aguas del río. A pesar de la intensa búsqueda en la zona, hasta el momento no han podido dar con el cuerpo de la mujer y por ello, en las últimas horas se incorporó un robot a la búsqueda. 

Desde la Unidad Regional de Esquel, el comisario Mayor Ariel Jara informó que la incorporación del robot tiene por objetivo buscar en mayores profundidades del río, ya que estiman que el cuerpo estaría a unos 30 metros de profundidad.

Si bien han trabajado buzos de la Prefectura, también del personal de la comisaría de Lago Puelo y del Parque Nacional, hasta el momento no hay novedades y sigue la búsqueda.