BUENOS AIRES (ADNSUR) - El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó que el Gobierno prevé realizar la vacunación en población de riesgo, mayores de 60 años y trabajadores esenciales durante el verano para evitar el rebrote de coronavirus  en el invierno.

"Tenemos una necesidad de vacunar masivamente en lo que se pueda del verano porque en Europa comenzó en otoño una segunda ola", expuso el funcionario por El Destape Radio y destacó la necesidad de "llegar a abril al menos con la población de riesgo vacunada".

Luego de que Pfizer anunciara que su vacuna logró una eficacia del 90%, Kreplak detalló que "hay un pequeño acuerdo" con esa farmacéutica "para una poquita cantidad" porque la mayoría ya estaba reservada por otros países del mundo. En tanto, remarcó que con las vacunas de AstraZeneca y Sputnik V existe "un acuerdo para una cantidad interesante".

A ello agregó que como el país participa dentro de un fondo de colaboración para la compra colectiva impulsado por la OMS "también habrá otras opciones".

En ese marco, sostuvo que "las más complicadas en la logística por el tipo de conservación en la cadena de frío son Pfizer y Sputnik".

"En la primera fase, para unas 6 millones de personas de entre 18 y 59 años con factores de riesgo, mayores de 60 años, trabajadores esenciales que son salud, educación, seguridad, la idea es poder vacunar en los primeros 4 meses", continuó.

La idea es utilizar "escuelas provinciales para poder vacunar en la mayoría de los municipios en simultáneo, de manera que nadie espere demasiado". En ese sentido, dijo que se intentará evitar "vacunar dentro de la escuela, para evitar acumulación de gente", y apuntó que "como habrá que leer y firmar un consentimiento informado, la idea es hacerlo al exterior para evitar contagios".

"La mayoría de los casos será con turnos para evitar aglomeraciones innecesarias, ordenar la cola y cuantificar cada dosis que se da porque cuando se descongela hay que usar rápido la vacuna", agregó

El viceministro que "como será un aluvión de gente, la idea es que eso no interfiera en el normal funcionamiento de los centros de salud, ya que nunca tuvimos tanta gente junta en las campañas de vacunación".

Por último, subrayó que el objetivo del Gobierno es "matar la curva", para lo que se trabajará "con más énfasis en los aislamientos de los contactos estrechos de los positivos".