CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anunció este martes que la vacunación contra el coronavirus podría comenzar "en la primera quincena de enero".

Fue tras la primera reunión del Comité Nacional de Vacunación, realizada hoy en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada. Allí, el Gobierno definió quiénes tendrán prioridad para recibir la vacuna. 

Son las casi 8 millones de personas que tienen más de 60 años de edad, el personal de salud, que asciende a 763.000, los 500.000 que forman parte de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad, más las 2.800.000 que sufren distintas situaciones de morbilidad. Esto da unas 12.063.000 personas en todo el país que ya están definidas, precisó Infobae.

Una vez concluido el encuentro en el que participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, se realizó una conferencia de prensa que dieron los otros funcionarios que estuvieron presentes, el ministro de Salud, Ginés González García, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, además de la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Allí, González García afirmó: “En principio, podríamos empezar la vacunación masiva en la primer quincena de enero, aunque todavía no podemos asegurarlo, porque la verdad es que todavía no hay ninguna vacuna aprobada”. También explicó que esperan poder vacunar en el primer mes de campaña a 5 millones de personas. Por otro lado, los funcionarios también ratificaron que la vacunación no será obligatoria.

El Gobierno se enfrenta al desafío de vacunar a dos tercios de la población (los menores de 18 años no están incluidos porque ningún estudio hasta ahora los incluye) en el menor tiempo posible, lo que en principio supone comprar 60 millones de dosis, que serán adquiridas por el Estado nacional. “Se va a asistir financieramente a todas las provincias para la compra de insumos y equipamiento”, se aseguró.

El trabajo en equipo entre la Nación con los gobiernos provinciales e intendencias es clave para la efectividad del plan de vacunación. Al respecto, De Pedro reveló que “los ministros de Salud de las provincias ya mantuvieron una reunión con el Ministerio de Salud en el ámbito del Consejo Federal de Salud (COFESA) para empezar las tareas de coordinación.

Rossi, por su lado, explicó que en ámbitos del Ministerio de Defensa hace un mes que se está trabajando con las Fuerzas Armadas para diseñar el esquema de transporte de la vacunación, de los insumos y de los requerimientos en materia de refrigeración, que pueden ser muy distintos en el caso de cada vacuna. “Hace un mes un trabajo diario organizando la logística de traslado, donde ponemos todos nuestros medios a disposición, tanto aéreos como terrestres, además de médicos y enfermeros”, aseguró. Al respecto, hay que tener en cuenta que la vacuna tiene que ser trasladada y luego hay que hacer el operativo de vacunación en sí mismo, que en principio se realizaría mayoritariamente con personal local debidamente capacitado.

En cuanto a cuáles serán las vacunas que estarán disponibles, González García precisó que ya están firmados los contratos con AstraZeneca de 22.400.000 dosis y está a la firma el contrato con Pfizer, que es más chico, del orden de los 9 millones de dosis y todavía falta el contrato con el fondo de la comercialización de Sputnik. “Ya con estos tres proveedores tenemos la cobertura necesaria para la mayoría de la población”, dijo,

“Lo que se viene en la Argentina es una campaña de vacunación inédita, ustedes piensen que por año damos 40 millones de vacunas, ahora daremos 60 millones y un período corto, porque cuanto más corto sea tendremos menos mortalidad, por eso vamos primero a los grupos de riesgo de tener desenlace fatal”, explicó el Ministro de Salud al inicio de la conferencia de prensa.

El Comité de Vacunación está presidido por el Presidente y es “todo el Gobierno el que interviene en esto, más las provincias como se hizo desde el primer día ante la pandemia, con quienes estamos programando esta campaña de vacunación única”, agregó González García.

Uno de los inconvenientes que se presentan es que las vacunas no son similares, algunas necesitan una refrigeración de menos 80 grados, otras de menos 8 grados, a otras les alcanza la temperatura de una heladera común. Tampoco es idéntico el tiempo que duran las vacunas una vez descongeladas. “Son detalles técnicos que parecen simples, pero son complicadísimos”, afirmó el Ministro de Salud. “Y si a esto le sumamos que compramos y distribuyendo millones de jeringas y elementos descartables, todo es de una magnitud realmente considerable”, dijo.

El funcionario detalló que “hay nuevas vacunas, que ya están en desarrollo, que simplifican la tarea logística, como es el caso de la vacuna Jansen de Jhonson´s and Jhonson´s, de una sola dosis, pero todavía falta para eso”. Por último, González García también pidió que “continúen los cuidados, porque el problema todavía no está resuelto”.