COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) - El inmunólogo e investigador del CONICET, Jorge Geffner, explicó en diálogo con Actualidad 2.0 que la vacuna de Oxford que producirá Argentina está en la Fase 3 de investigación, junto con otras seis, y que no se comenzará a colocar hasta tanto los resultados de esta fase sean positivos. Señaló que, de no ser los esperados, la vacuna se descarta, "pero teniendo en cuenta los buenos resultados de las fases anteriores no creemos que eso suceda". Asimismo, indicó que no se trata de una sustancia sintética, y que es vacuna muy segura, que utiliza un vector que ya se ha utilizado en otro tipo de vacunas efectivas.

Geffner explicó que la vacuna está en Fase 3, con lo cual se cumplieron las dos fases anteriores -tanto en el caso de la vacuna de Oxford como otras 6 vacunas-, y detalló que "la Fase 1 es cuando vos tomas a 100 personas, las vacunas, y te ocupás de ver que la persona no se enferme, que no se le hinche mucho el brazo, que no tenga 40º C de fiebre", detalló.

"La Fase 1 terminó, y las vacunas son seguras, y la de Oxford es muy segura particularmente", destacó en alusión a la que se producirá en nuestro país. 

𝑺𝒐𝒍𝒆𝒅𝒂𝒅 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

En cuanto a la Fase 2, "tomás 200 o 300 personas y estudiás que las personas vacunadas produzcan lo que vos querés: grandes cantidades de anticuerpos, que son los que van a combatir y prevenir la infección", señaló, enfatizando que "se demostró que estas vacunas son muy inmunogénicas, es decir que producen muchos anticuerpos".

A partir de esto, "hay que demostrar su eficacia, es decir: que es eficaz realmente para frenar la infección", continuó, mencionando en esta fase -la número 3- que "tomas 50 mil personas, las dividís en dos grupos, a 25 mil personas las pinchas en el brazo y no les inoculás nada, es un placebo, a las otras 25 personas les das las vacunas, y vuelven a su vida normal. Al cabo de 2 meses y medio tenés que observar que el grupo vacunado no se infectó, y que el grupo no vacunado se infectó de acuerdo a la tasa normal". "Siempre tenés un grupo placebo y un grupo tratado, es la única manera de demostrar su eficacia", sintetizó.

"Estamos esperando para este tipo de vacunas -incluida la de Oxford- niveles de protección del 90% o superior", remarcó.

Si bien aclaró que en circunstancias normales se espera a la finalización de esta etapa para comenzar a producir las vacunas, Geffner explicó a Actualidad 2.0 que "como estamos en una urgencia, han tomado una medida de emergencia que es absolutamente correcta: van a esperar a los resultados de la Fase 3 para empezar con la vacunación masiva, pero como hay confianza en la vacuna, y por la urgencia, en Argentina en una o dos semanas comienza la producción de la vacuna".

De todas maneras, remarcó que "si la Fase 3 no va bien, se tira todo a la basura. Si la Fase 3 va bien, podemos contar con unos millones de dosis quizás para diciembre o enero". "Esta fase es mandatoria y obligatoria, no se abre la vacunación hasta que no se concluye esta fase", enfatizó.

En cuanto a los cuestionamientos que desde algunos sectores surgen sobre la vacuna, señaló que no es sintética, y explicó que "el virus se ha aislado en todos lados: China, Estados Unidos, Europa Occidental, en Brasil, en Argentina, y no sólo se ha aislado sino que se ha genitipificado, esto quiere decir que estudiamos cada uno de los nucleótidos y cada una de las proteínas", mencionó. La vacuna está compuesta por un adenovirus de chimpancé que no infecta al humano; por eso se lo usa, y además tiene una mutación que hace que no replique, y en el ADN del núcleo del adenovirus se le inyecta un gen de la proteína S, que tiene éste coronavirus".

Remarcó que "este tipo de vectores ya se ha usado en vacunas, y no ha causado ningún tipo de problemas; no sé por que habría de causarlo ahora".

"Creo que las vacunas van a ser efectivas. La pregunta que no está resuelta es cuánto tiempo nos van a conferir inmunidad, con lo que habría que vacunarse cada un par de años, o como se hace actualmente con la gripe", finalizó.