HOUSTON - Un estudio realizado por el laboratorio alemán BioNTech y el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer, indica que la vacuna contra el coronavirus que desarrollaron en conjunto funciona contra una mutación clave en las nuevas variantes altamente transmisibles de la enfermedad descubiertas tanto en Reino Unido como en Sudáfrica

El estudio fue llevado a cabo por Pfizer y científicos de la Rama Médica de la Universidad de Texas. Los especialistas indicaron que el suero anti-covid se mostraba eficaz para neutralizar el virus con la llamada mutación N501Y de la proteína de pico, según publica Infobae este viernes. 

La preocupación de que estas nuevas variantes pueden hacer que el virus escapara de la neutralización de anticuerpos provocada por la vacuna fue uno de los fundamentos del trabajo, según detalló Phil Dormitzer, uno de los principales científicos de vacunas virales de Pfizer.

“Ahora hemos probado 16 mutaciones diferentes, ninguna de las cuales tuvo efectos realmente significativos. Esa es la buena noticia“, explicó uno de los principales científicos en vacunas virales de Pfizer.

La mutación podría ser responsable de una mayor transmisibilidad que provocaron los últimos cierres y advertencias sanitarias en gran parte de los países de Europa y el mundo. 

Según se detalló, el estudio se realizó con sangre extraída de personas que ya recibieron la vacuna.

No obstante, los hallazgos son aún limitados, teniendo en cuenta que no analizan el conjunto completo de mutaciones encontradas en ninguna de las nuevas variantes del virus que se propaga rápidamente.

Los trabajos esperan poder extenderse las próximas semanas para analizar si la vacuna de Pfizer y BioNTech es efectiva contra otras mutaciones encontradas en las variantes del Reino Unido y Sudáfrica.

Ugur Sahin, cofundador de BioNTech, junto a su esposa Özlem Türeci, había adelantado que la vacuna sería eficaz contra las nuevas cepas de coronavirus.
Ugur Sahin, cofundador de BioNTech, junto a su esposa Özlem Türeci, había adelantado que la vacuna sería eficaz contra las nuevas cepas de coronavirus.

El cofundador de BioNTech, Ugur Sahin, junto a su esposa, Özlem Türeci, había adelantado como “muy probable” que la vacuna sea eficaz contra la nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido, que es más contagiosa y que genera temores por un rápido repunte de los casos de Covid-19.

“Científicamente, es muy probable que la respuesta inmune provocada por la vacuna también pueda manejar la nueva variante del virus”, adelantaba el científico. 

Ahora, Dormitzer confirma en parte los adelantos de Sahin, al manifestar que es “alentador que la vacuna parezca efectiva contra la mutación, así como otras 15 mutaciones que la compañía ha probado anteriormente”.

“Así que ahora hemos probado 16 mutaciones diferentes, y ninguna de ellas ha tenido un impacto significativo. Esa es la buena noticia”, dijo. “Eso no significa que el 17 no lo hará”.

Según el especialista de BioNTech, la otra mutación encontrada en la variante sudafricana, llamada mutación E484K, también es preocupante. Los epidemiólogos se mostraron especialmente inquietos frente a la protección de la vacuna frente a la cepa sudafricana.

El profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading, Simon Clarke, consideró que si bien ambas variantes tenían algunas características nuevas en común, la que se encuentra en Sudáfrica “tiene varias mutaciones adicionales” que incluyen alteraciones más extensas en el pico proteína.

El laboratorio alemán, en unión la farmacéutica estadounidense Pfizer lograron la primera candidata contra el Covid-19 autorizada en el mundo, con un tecnología de ARN, toda una innovación científica para el desarrollo de vacunas.

Fuente: Infobae