Un estudio reciente reveló que la vacuna de Johnson & Johnson contra el coronavirus reduce a la mitad el riesgo de contagiarse.

Los resultados de la investigación, realizada en Sudáfrica, se complementan con los realizados previo a su aprobación de emergencia en los Estados Unidos, los cuales marcaban que tenía una eficacia del 72% para proteger a la persona contra el coronavirus.

El compuesto, uno de las pocos que sólo necesita una dosis, continuó bajo análisis tras las autorizaciones para su aplicación de la nación norteamericana, Europa, Canadá y otros países, y tras el estudio realizado en la nación más austral del continente africano se determinó que las personas inoculadas con esta vacuna poseen la mitad del riesgo de contraer la enfermedad.

El análisis que dio con esta noticia  fue parte de una colaboración entre el Departamento de Salud, el Consejo Sudafricano de Investigación Médica, la Fundación de Salud Desmond Tutu, el Centro para el Programa de Investigación del Sida en Sudáfrica, y la empresa Janssen/ Johnson & Johnson, y se realizó a partir del uso del compuesto en 479.768 trabajadores sanitarios entre mediados de febrero y mediados de mayo.

Según se explicó, la gran mayoría de las infecciones contraídas por este grupo de personas fueron leves, y se destacó que el estudio incluyó varias semanas en las que Sudáfrica atravesó una tercera oleada de infecciones por coronavirus, impulsada por la variante Delta.