El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) confirmó a partir de resultados preliminares de un estudio sobre el uso combinado de la vacuna de AstraZeneca y la primera dosis de Sputnik V que demostraron eficacia contra la infección por coronavirus y ausencia de efectos secundarios en las personas inmunizadas.

"El análisis intermedio de los datos demuestra altos índices de seguridad para el uso combinado: no hay efectos adversos graves, ni tampoco casos de coronavirus después de la vacunación", indicó un comunicado del RDIF.

Se realizó un ensayo para verificar la seguridad e inmunogenicidad de la combinación de los dos inmunizantes realizado en la República de Azerbaiyán, que se inició en febrero pasado y los primeros datos serán publicados en agosto.

El RDIF indicó que "hasta la fecha se ha vacunado a 50 voluntarios y el reclutamiento para los ensayos clínicos continúa" con la admisión de más participantes.

Argentina estudia la combinación de las vacunas Sputnik V, AstraZeneca, Sinopharm y Moderna.

Además, enfatizó en que el estudio clínico de la combinación de las vacunas se realiza en el marco de un programa global que abarca también los Emiratos Árabes, donde ya se inmunizó a voluntarios, así como Rusia y Bielorrusia, países en los que fue autorizado por los reguladores locales pero aún no comenzaron los ensayos.

El Ministerio de Salud de Argentina convocó a grupos de investigación para realizar un estudio federal sobre la combinación de dosis de las vacunas que se aplican en el país, que son la Sputnik V, AstraZeneca, Sinopharm y Moderna.

Según informó Télam, el objetivo de ese trabajo es contar con evidencia nacional para la toma de decisiones a partir del análisis de inmunogenicidad y seguridad de la utilización de diferentes dosis en un mismo esquema de las vacunas disponibles, indicó la cartera sanitaria.

Con respecto al ensayo en Azerbaiyán, el jefe del RDIF, Kiril Dmítriev, citado en el comunicado, dijo que "en condiciones de surgimiento de nuevas variantes de coronavirus la cooperación de los productores de vacunas y la combinación de diferentes inmunizantes tiene un rol crucial para lograr el éxito en la lucha contra la pandemia".

"Partiendo de la alta eficacia del estímulo heterogéneo o cóctel de vacunas, RDIF fue el primero en el mundo en hacer una propuesta de cooperación a otros productores de vacunas anticovid", señaló y agregó que "la primera colaboración de este tipo fueron los ensayos clínicos conjuntos con la empresa AstraZeneca" que desarrolló la vacuna contra la Covid-19 con la Universidad de Oxford.

En diciembre pasado, el RDIF, junto con el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, desarrollador de la vacuna Sputnik V, y el grupo de empresas R-Farm firmaron con AstraZeneca un memorando de cooperación para el desarrollo de vacunas contra el coronavirus.

El comunicado del RDIF explicó los beneficios de la primera dosis de Sputnik V, cuyo índice de eficacia "es de aproximadamente el 80%" y "supera el de muchas vacunas que requieren dos inyecciones" y reiteró que "es eficaz contra todas las nuevas cepas de coronavirus, según los resultados de los estudios de laboratorio del Centro Gamaleya".

"Esperamos su éxito. Permitirá una implementación más eficaz de los programas de vacunación y protegerá la salud de las personas en todo el mundo"

El director general de R-Farm, Vasili Ignátiev, destacó por su parte la importancia de que los primeros resultados de los ensayos se obtuvieron en el momento de propagación de la variante Delta, originada en India y que se caracteriza por ser de mayor transmisibilidad.

"Continuaremos investigando y analizando los datos con la perspectiva de su publicación en una revista internacional", añadió.

En tanto, la dirección general de AstraZeneca en Rusia y Eurasia, Irina Panarina, afirmó que "el refuerzo primario heterogéneo, en el que se administran componentes de diferentes vacunas a un paciente, es uno de los esquemas de vacunación a estudiar más prometedores".

"Se está volviendo especialmente relevante ahora, cuando la cuestión de prevenir la propagación de nuevas cepas de infección por coronavirus es vital y además se está gestando la necesidad de una revacunación de la población", apuntó.

Panarina sostuvo que los resultados del estudio de combinación de las dos vacunas "pueden tener una gran relevancia para aquellos países donde están registrados tanto la desarrollada por AstraZeneca en cooperación con la Universidad de Oxford, como la vacuna Sputnik V", como el caso de la Argentina.

Tweet de RDIF

El RDIF recordó que el Sputnik V fue la primera vacuna contra el coronavirus registrado en el mundo con "el enfoque de refuerzo heterogéneo" y que utiliza el serotipo 26 de adenovirus humano como primer componente y el serotipo 5 como segundo componente.

Las vacunas desarrolladas contra el coronavirus utilizan diferentes plataformas (tecnología); algunas son a virus inactivado (como la de Sinopharm), otras son de vectores virales no replicativos (como Sputnik V o AstraZeneca) y otras de ARN mensajero (como Pfizer y Moderna).