AUSTRALIA (ADNSUR) -  Una fotografía registrada por el fotógrafo australiano Tobias Baumgaertner se viralizó rápidamente en redes sociales, allí puede verse a dos pingüinos abrazados en media de la noche, que esconde una triste historia.  

Dos integrantes de la colonia de pingüinos azules de Melbourne se separaron del grupo y se pararon sobre una roca, de frente a las luces de la ciudad. En ese momento, Baumgaertner (quien pasó tres noches enteras junto a ellos) tomó fotografías.

Un cuidador se acercó al fotógrafo y le contó la historia de los dos nostálgicos. La más anciana, de plumaje más claro, había perdido a su compañero hace tiempo. El más joven había perdido a su pareja recientemente. Todas las noches se consolaban por horas, dándose palmadas en las espaldas con sus pequeñas aletas, indicó La Nación.

Tobias Baumgaertner on Instagram: “Pinguins Part 2. “... Love is the only game in which we win even when we lose” The way that these two lovebirds were caring for one…”

"Unidos por el dolor. A veces encuentras el amor cuando menos lo esperas", escribió Baumgaertner hace seis días, al compartir una imagen de los pingüinos abrazados en Instagram. Había empezado a contar la historia de esa noche dos semanas antes: "En tiempos como estos, los verdaderamente afortunados son los que están con quienes más aman".