CHIHUAHUA - Un joven enfermero mexicano, Sergio Humberto Padilla Hernández, murió por coronavirus con tan solo 28 años. Antes grabó un emotivo video para despedirse de sus familiares que se volvió viral.

Según informaron medios locales, el enfermero tuvo que ser intubado pocas horas después de grabar el vídeo y al poco tiempo falleció.

Ismael (usa el cubrebocas) on Twitter

En el vídeo se lo ve al enfermero de 28 años acostado en la cama del hospital con oxígeno despidiéndose de sus seres queridos. 

"Llegó la hora de la verdad. Voy a ser sometido a intubación endotraqueal. Quiero que, pase lo que pase, cual sea el pronóstico que Dios tenga para mí reservado, me recuerden siempre por lo que fui y por lo que soy porque voy a volver. No es un adiós", comienza Sergio Humberto Padilla Hernández.

El enfermero se mostraba esperanzado y de sus palabras se desprende que en ningún momento pensó que de la operación no volvería. "Vamos a salir adelante. Os volveré a ver, amigos y amigas. No es un adiós. Estoy seguro de que voy a volver en unos días, no más que me recupere y vamos a seguir adelante", agrega. 

Según detalló Diario Uno,  con cierta dificultad para respirar, el enfermero mexicano sigue grabando el vídeo en el que anima a sus seres queridos: "Yo sé que van a estar doblando rodilla por mí, por mi salud y por mi bienestar y pase lo que pase, van a estar viendo por mis intereses siempre. Los amo y están en mi corazón. Hasta luego".

Así se despedía Sergio, creyendo que no era un adiós sino un hasta luego. Lamentablemente, las complicaciones por el coronavirus hicieron que no saliera adelante durante la intubación endotraqueal. A los pocos días, el joven murió.