SANTA CRUZ (ADNSUR) - "La situación epidemiológica en la zona norte de la provincia es preocupante debido a que el lugar de derivación regional, que es Caleta Olivia, se encuentra con niveles de ocupación tanto de clínica médica como de terapia intensiva elevados", informó el ministro García en un nuevo mensaje audiovisual.

El funcionario se refirió a la situación epidemiológica de la provincia, tras el DNU presidencial al que adhirió ayer la provincia, por el que las localidades de Caleta Olivia, Puerto Deseado, Pico Truncado, Las Heras y toda la zona de influencia, se mantienen en ASPO.

"Los indicadores epidemiológicos determinan que la curva en la cual vienen progresando los casos en estas localidades están en franco aumento y es necesario establecer medidas de tipo restrictivas para evitar una mayor cantidad de casos y poner en mayor estrés a todo el sistema sanitario", dijo.

García explicó que por la misma medida del Gobierno nacional, el departamento Deseado pasa a ASPO, Río Gallegos y El Calafate pasan a DISPO, "con restricciones porque si bien hubo una leve mejoría, la circulación comunitaria sigue existiendo y el sistema de Salud se encuentra de alguna manera sobrecargado".

"Si bien la situación epidemiológica ha cambiado, existe una leve mejoría en lo que hace a la cantidad de casos y también el porcentaje de internación, los cuidados no tenemos que dejarlos de lado, tenemos que estar muy atentos a todas las disposiciones y las medidas de bioseguridad", añadió.

García destacó que la provincia viene "trabajando fuertemente como para que el fin de año en la provincia estemos con las menores tasas de contagio posibles y de alguna manera podamos tener alguna interacción con la familia para festejar las fiestas".

"Trabajar fuertemente en esta instancia de manera preventiva, es para que no tengamos mayores brotes, mayor cantidad de contagios y un sistema de salud estresado como el que tenemos en la actualidad", agregó.

El ministro de Salud insistió en la necesidad de que Río Gallegos y El Calafate, que hoy salen de ASPO, extremen los cuidados y "evitemos las reuniones sociales y familiares de muchas personas, que son los principales focos de contagio".

"La idea es ir preparándonos para fin de año, que si los indicadores epidemiológicos lo permiten tomaríamos ciertas decisiones en lo que se refiere a la posibilidad de juntarnos en Navidad y Año Nuevo, siempre cumpliendo ciertos requisitos y condicionamientos que desde Salud impulsamos", afirmó.

García advirtió que tanto en ASPO como en DISPO "las restricciones existen y debemos continuar con los cuidados para no seguir lamentando internaciones como así también la pérdida de vidas humanas en nuestra provincia".