CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Carmen Barbieri fue diagnosticada con coronavirus hace más de una semana. Este jueves su cuadro se complico y fue derivada a terapia intensiva. Su hijo, Federico Bal, contó cómo evoluciona su madre y señaló: "No hay mucha mejora, hay que esperar".

“Recién conocí a dos médicos de la terapia. Está tranquila, pasó bien la noche, pero no hay mucha mejora. Hay que esperar”, dijo el actor en el audio de WhatsApp que le envió a Marcelo Polino.

Minutos antes, el periodista, que es amigo de la familia, había contado que Carmen había pasado la noche “como entró a terapia” y destacó que está controlada por excelentes profesionales, pero que hay que esperar para ver cómo evoluciona su cuadro.

Hace una semana que Barbieri se encuentra internada. Las alarmas se encendieron al enterarse de que Sol Pérez, con quien había estado en una reunión por la segunda temporada de MasterChef Celebrity, se encontraba infectada. Tras ser internada, su cuadro se agravó por una neumonía bilateral y fue trasladada a terapia intensiva.

El jueves Federico lo confirmó en las redes sociales donde pidió: “Recuerdo cuando estuve mal que ustedes del otro lado pidieron mucho por mi recuperación. Ahora les pido a todos los creyentes, y los no creyentes que pidan y manden lindas energías para mi vieja”.

Enseguida fans y colegas se solidarizaron con la situación y el nombre de la artista se volvió tendencia en Twitter. 

Fuente: TN