COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este fin de semana, cientos de familias que viven de las ferias al aire libre pudieron volver a trabajar en "La Saladita". Allí reabrieron sus stands y los vecinos de Comodoro se acercaron hasta la zona para consumir y comprar sus productos.

La mayoría de los emprendimientos son familiares, informales y en algunos casos representan el único ingreso. Por los efectos de la cuarentena, los vecinos se vieron afectados económicamente por estar imposibilitados de trabajar.

Luego de más de tres meses de inactividad, el pasado 4 de junio, el Coordinador de Gabinete, Gustavo Fita, y el Secretario de Gobierno de la Municipalidad, Maximiliano Sampaoli, se reunieron con los feriantes, para ultimar detalles sanitarios y protocolares, de cara a la reapertura de las ferias que se desarrolló este 13 y 14 de junio.

En medio de la cuarentena, la solidaridad de los feriantes

Durante el último mes, se realizó "la gran olla solidaria" en La Saladita. El movimiento lo desarrollaron los trabajadores que se encontraban excluidos de la reconocida feria comodorense. Los vecinos que se encontraban pasando un mal momento económico por la cuarentena estaban invitados a retirar un plato de comida.

Este evento se llevó adelante cada domingo y se difundió rapidamente por las redes. Muchas personas se hicieron presentes, con su propio recipiente, para recibir su almuerzo en horas del mediodía. En total, se entregaban más de 500 porciones de comida por día. Siempre respetando las normas sanitarias por el Covid-19 y el uso obligatorio del barbijo.