A dos años de la  conformación en Comodoro Rivadavia de la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental Comunitaria, su coordinador, el psicólogo Sebastián Núñez, habló con ADNSUR sobre esta instancia que surgió con el objetivo de brindar un espacio de formación y especialización a distintos profesionales en el área de salud mental. 

La residencia "forma y especializa en salud mental" a distintos profesionales de psicología, trabajo social, terapia ocupacional, enfermería y de otras carreras afines.  Es un trabajo de 3 años de profesionalización donde se realiza en el primer año un diagnóstico y en el segundo año intervenciones concretas, explicó.

Actualmente la residencia cuenta con 6 profesionales que desarrollan tareas en los CAPS del barrio San Cayetano y 30 de octubre.

Las inscripciones para las residencias están abiertas hasta el 8 de julio. Los interesados deben tener menos de 5 años de recibidos y ser menores de 40 años. "Es requisito contar con el título o tenerlo en trámite", aclaró tras indicar que se pueden anotar a través de la página del Ministerio de Salud del Chubut. Mencionó que también hay un examen escrito que se debe superar. 

"La Residencia es en Chubut pero hay determinados cupos" por localidades y brinda un título en especialista en salud mental comunitaria, con reconocimiento a nivel nacional.

Quienes ingresan a la residencia lo hacen cobrando un sueldo, aguinaldo, y obra social, con la posibilidad de ingresar al sistema de salud una vez finalizada la práctica, mencionó

LA ATENCIÓN DURANTE LA PANDEMIA

Durante la pandemia la Residencia brindo contención telefónica en forma continua a los vecinos de la ciudad.  Se recibieron unos 2 mil llamados durante el 2020, y este año los llamados no han bajado. Reciben al mes entre 200 y 250 consultas a través del número: 2974148738.

Se estima que un 30% de la población se verá afectada de alguna manera en su salud mental. Entre los síntomas asociados al estrés postraumático mencionó episodios de ansiedad, de nerviosismo, trastornos anímicos o depresivos, entre otros. "Muchas veces en personas que no tenían antecedentes o algunos que tenían alguna patología y se agrava", explicó.

"Hay algunos indicaron que ya están presentes en los niveles de consumo de bebidas" y que "son indicadores que claramente la demanda va a aumentar"