“Estamos viendo un comportamiento muy similar al del año pasado. En términos reales estarían declarando bases imponibles menores, y también observamos un grado de dificultad en el pago que algunos contribuyentes venían teniendo. Las percepción de las cosas no escapa de la crisis actual y no sólo del ámbito petrolero”, reflexionó el funcionario.

Comentó que “en Tasa de Comercio e Industria tuvimos una mejoría en comparación con el trimestre del año pasado y fue del 36%. Sin embargo, ahí hay mayor cantidad de contribuyentes”, y remarcó que en “Ingresos Brutos hubo un incremento del 17% por lo cual se podría suponer la menor actividad o incidencia de la crisis”.

Además, sostuvo que “se recaudó el 85% según el presupuesto pensado. Pero en lo global hemos tenido un buen trimestre, hay mucho para mejorar pero en general en el global de la acumulación de impuesto ha sido bueno. Fue un presupuesto ambicioso pero creemos que lo vamos a poder cumplir”.

Por último, sostuvo que si bien se nota un impacto, “no es preocupante, creemos que esa baja puede estar detrás de una crisis pero la vamos a suplir con fiscalización, medios de pagos y otras opciones. Antes de fin de año vamos a tener números muy beneficiadores”, aseguró Issa Pfister.