ESTADOS UNIDOS - Una rarísima condición hizo que una beba, en Estados Unidos, naciera con dos bocas y dos lenguas. Sin embargo y afortunadamente, esto no afecta seriamente su salud. Se llama diprosopus, que es la duplicación de las estructuras de la cabeza y/o faciales. Es muy rara: sólo se tienen registrados 35 casos en humanos desde 1900.

Según informa Sciencealert, los médicos detectaron durante una revisión en el tercer trimestre de embarazo, una masa inusual a la derecha de la boca. Pero la ecografía prenatal no permitió que el equipo resolviera exactamente lo que estaban viendo. Las posibilidades incluían un quiste, displasia fibrosa o un teratoma, que puede ocurrir cuando un gemelo absorbe a otro durante el desarrollo.  

Una vez que nació la niña, se hizo evidente que la masa era en realidad una segunda boca pequeña. Tenía su propio labio, cavidad, dientes y una pequeña lengua que se movía en sincronía con su lengua principal mientras se alimentaba.

Ocasionalmente, la piel alrededor de esta segunda boca desarrollaría una "superficie en bruto", anotaron los médicos de la Universidad Médica de Carolina del Sur en su informe de caso, y drenaría un líquido transparente que sospechaban que sería saliva.

Afortunadamente, la cavidad oral extra no parecía causar ningún problema con su respiración o su capacidad para alimentarse. Ni siquiera se conectaba a su boca central, que parecía funcionar normalmente.

En su "versión" más extrema, el diprosopus puede conducir a una duplicación facial completa. Pero cuando se trata de duplicaciones que involucran solo un área de la cara, generalmente son las partes de la boca las que están involucradas.

Esta condición ocurre con mayor frecuencia en las mujeres, pero nadie sabe por qué.

"La duplicación de las estructuras craneofaciales generalmente ocurre como parte de un síndrome y a menudo se asocia con labio leporino y paladar hendido, síndrome de Klippel-Feil y secuencia de Pierre Robin ", explicaron los médicos en su informe del caso.

"La duplicación craneofacial de nuestro paciente es un caso raro que se presenta como una anomalía aislada, sin síndromes o anomalías asociadas".

Esto permitió a los médicos realizar una cirugía para eliminar la boca adicional cuando la niña tenía solo seis meses. En total, extirparon algunos músculos, huesos, membranas mucosas de la boca y tejido de esófago, así como una glándula salival y seis dientes no erupcionados, todo mientras trataban de preservar cuidadosamente sus nervios faciales.

Aparte de algo de hinchazón en el sitio quirúrgico, que se resolvió después de varios meses, la beba se curó bien y no requirió más tratamiento. Los médicos notaron que tiene problemas para relajar la parte derecha de su labio inferior, posiblemente debido a la falta de algunos nervios.

El diprosopus puede surgir como una forma de gemelos unidos o posiblemente a través de la duplicación de una estructura llamada arco faríngeo que se forma durante la cuarta semana del desarrollo del embrión humano. El primero de estos seis arcos crece en los huesos y músculos de nuestras mandíbulas y partes de la lengua, entre otras cosas.

Sin embargo, el equipo no cree que la teoría del arco faríngeo explique este caso, ya que las otras estructuras que este arco forma eran todas normales. Como puede ver, todavía se desconoce mucho sobre esta rara afección, y cada caso que registramos es una maravilla médica.