ESQUEL (ADNSUR) – Lo que se estaba disputando como un emocionante partido de fútbol barrial, terminó abruptamente con la presencia de la policía de Esquel como árbitro.

El partido se disputaba en una cancha ubicada frente al predio del Ejército Argentino, sobre la ruta Nacional 259, cuando llegó al lugar un patrullero, informó Radio3.

El personal policial se apostó en medio de la cancha, pese a la resistencia de ambos equipos y los abucheos de algunas personas que observaban el partido.

Sin embargo, sin conflicto con las partes, los efectivos lograron que se retiraran del lugar, lo que ocurrió con todos los jugadores vestidos con sus atuendos.

Los policías debieron explicar que el fútbol es una de las actividades todavía prohibida por decretos de Nación y Provincia, en medio de las restricciones por la pandemia de Covid-19.