COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- La Policía Aeroportuaria secuestró un avión PA Navajo Piper Arrow que aterrizó en el aeroclub de Comodoro Rivadavia. El mismo partió la semana pasada desde la localidad comodorense rumbo a diferentes ciudades del norte del país y, precisamente, arribó el último viernes con personal de una empresa.

La sospechosa maniobra de traslado de los operarios no sólo alertó a la policía, ya que la aeronave debía cumplir con los protocolos dispuestos por el Municipio y la Provincia para ingresar a Chubut.

Luego de esta situación, los responsables de los controles locales tuvieron la llegada de otros dos aviones privados que arribaron durante la noche del sábado en el aeropuerto General Mosconi. Las aeronaves transportaban también trabajadores de viajaban a Santa Cruz.

A ninguna de las aeronaves se les permitió el descenso en la localidad de Puerto San Julián. Ante esta situación, el intendente Juan Pablo Luque y autoridades municipales establecieron bloquear todos los ingresos y egresos de la estación aérea local para evitar que los operarios tomen contacto con habitantes de la ciudad.