CHUBUT (ADNSUR) - En el valle inferior del río Chubut, la cooperativa de productores de cerezas de Gaiman solicitó la llegada de los primeros trabajadores golondrina provenientes de Tucumán, lo que generó quejas de quienes piden la contratación de mano de obra local.

"Lo que pasa es que los contratados que vienen a la zafra están profesionalizados y levantan 200 kilos en una hora sin machucar la fruta, y los locales capaz que a toda furia levantan 50 kilos que no llegan de la mejor manera desde el bosque a la planta empacadora", aseguran los propietarios de estos establecimientos.

El ministro de Producción del Chubut, Leandro Cavaco, reconoció a Télam que "la contratación del personal es una potestad de los productores".

"Lo que hay que buscar es capacitar a los locales para que hagan el trabajo de manera profesional y pensar, a largo plazo, que ellos sean contratados en otras provincias", añadió.