LA PAMPA - El ministro de Salud de La Pampa, Mario Kohan, anunció el viernes pasado en conferencia de prensa que la provincia comenzará a utilizar ivermectina como tratamiento contra el coronavirus, a pesar de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aún no la aprobó como método de profilaxis y tratamiento en la lucha contra la pandemia.

“La provincia ha elaborado los protocolos necesarios para ponernos en condiciones de poder utilizar como fármaco la ivermectina. Si no hay inconvenientes de logística para el próximo jueves (28 de enero) vamos a contar con los primeros tratamientos”, adelantó el funcionario provincial. Y destalló que “en un primer momento se recibirán 1500 tratamientos” y que “se trata de un plan piloto de inicio, con protocolo de investigación del CONICET para luego si avanzar en la compra”.

El ministro amplió que “la decisión se tomó luego de un profundo análisis y la posibilidad de dialogar con expertos del organismo” dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación. A su vez, remarcó que lo que pretende La Pampa “es incorporarse en un programa de intervención monitoreado y ordenar el uso adecuado” del medicamento", señaló en diálogo con El Corresponsal.

 

 

En este sentido, Kohan había aclarado antes que esta iniciativa forma parte del abanico de “diferentes estrategias que está implementando el Ministerio de Salud como política pública del Gobierno de La Pampa”.

Respecto a este fármaco, que sí está aprobado en la Argentina como antiparasitario, para “el tratamiento de la oncocercosis, la estrongiloidasis intestinal y la escabiosis (sarna) humana”, el ministro de Salud de La Pampa resaltó: “Según un importante estudio argentino, con las dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso durante cinco días, la ivermectina mostró efectivamente una depuración total de la carga viral” del coronavirus.

Kohan explicó que una investigación “cambió la mirada en cuanto a este fármaco, como posibilidad de ser usada como tratamiento antiviral”. Y destalló que se trata de un estudio hecho en Australia en donde se realizaron estudios de forma invitro (en una placa de laboratorio) con células infectadas con coronavirus. Sobre esto, indicó: “Es un estudio invitro, no sobre humanos y por lo tanto no se consideran las condiciones biológicas ni inmunológicas de un ser humano”.

Fuente: Todo Noticias