CHINA - La Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó este jueves a su Comité de Emergencia sobre el coronavirus para decidir si constituye una Emergencia de Salud Pública de Alcance Internacional (Pheic, pronunciado como fake , por sus iniciales en inglés).

La declaración de una PHEIC, la categoría máxima de alerta para crisis sanitarias, corresponde al director general de la OMS, que toma la decisión siguiendo las recomendaciones del Comité de Emergencia. La semana pasada, en las dos primeras reuniones de dicho comité, sus quince miembros se mostraron divididos sobre la conveniencia de declarar una alerta global por el coronavirus. Tedros Adhanom, director general de la OMS, rechazó declarar la alerta argumentando que el virus era una emergencia en China pero aún no en otros países.

"Grave escasez" de suministros médicos en Hubei, sitio donde brotó el coronavirus

Declarar el Phein podría llegar a ser contraproducente

En un momento en que el Gobierno de Pekín defendía que China era capaz controlar sola el coronavirus, declarar una Pheic podía ser contraproducente. Cabía el riesgo de que China fuera reacia a cooperar y compartir información, lo que hubiera dificultado el control de la epidemia.

Desde entonces, sin embargo, Tedros Adhanom ha viajado a China, donde se ha reunido con el presidente Xi Jinping. Ha elogiado la actuación de China ante el coronavirus y ha conseguido que el Gobierno asiático acceda a que la OMS envíe personal sanitario de otros países para ayudar a controlar la epidemia. En los últimos días, además, los casos de infección por coronavirus se han disparado y se han registrado los primeros contagios fuera de China.

“El mundo entero debe estar en alerta, el mundo entero debe actuar”, dijo ayer miércoles en rueda de prensa Michael Ryan, director de los programas de emergencia de la OMS. La declaración indica que la dirección de la OMS considera que la situación está madura para declarar hoy una Pheic. Aunque menos vehemente en la forma, Tedros Adhanom lanzó ayer el mismo mensaje: “En los últimos días el progreso del virus, especialmente en algunos países, especialmente la transmisión de persona a persona, nos preocupa”.