COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Un viaje de placer terminó con algunos contratiempos para un grupo de al menos 20 comodorenses que se quedaron sin puerto en alta mar y que hasta hoy desconocían donde iban a desembarcar.

Según pudo confirmar a ADNSUR, el grupo se encuentra en perfecto estado de salud, realizando actividades, sabiendo que es lo que sucede tanto en Sudamérica como en Europa, donde el coronavirus avanza a pasos agigantados.

Este martes, Elsa Melogno, desde el Costa Pacífica, que se encuentra en la zona del estrecho de Gibraltar dialogó con ADNSUR y llevó tranquilidad a las familias y conocidos de todos los pasajeros.

“Estamos bien, en realidad siempre estuvimos tranquilos”, comenzó diciendo. “Somos un barco que no tiene a nadie con coronavirus, estamos más salvados que en tierra, pero estamos muy bien, el viaje ha sido perfecto… Esto no quiere decir que somos muchos y que hay personas que se hayan alarmados”, agregó.

Elsa contó que el grupo de comodorenses es bastante grande, que por lo menos hay 20 personas de esta ciudad, y también se refirió a las crónicas periodistas que hablaban de un barco varado. “Alguien en el barco dijo una pavada que salió en los medios, peor hemos tenido un viaje hermosísimo. Todo ha sido muy bien, muy tranquilo, pero nunca falta alguien que se pone mal o se asusta”, reflexionó al respecto.

Este martes a Elsa y el resto de los pasajeros le confirmaron que finalmente descenderán en Marsella, Francia y desde allí serían traídos nuevamente a Argentina, tal como ratificó Pilar Bentue en diálogo con este medio.

“Esta tarde terminamos de firmar una planilla con todos nuestros datos: el lugar donde íbamos a desembarcar en España y en Italia, y el lugar donde queremos regresar con el vuelo que teníamos. Tuvimos que poner todo esos datos y todo está marchando muy organizadamente, realmente se han comportado”, indicó.

Y lamentó que “la única y más importante dificultad que hemos tenido es que en realidad no hemos podido ni bajar en Canarias, ni en Malaga, ni en Barcelona, ni en Gerona, los Italianos, pero la organización para regresarnos es excelente”, valoró Pilar, destacando el accionar de la empresa del crucero y del grupo El Retorno, que los llevó. 

Pilar Bentue destacó el accionar del grupo que organizó su viaje.
Pilar Bentue destacó el accionar del grupo que organizó su viaje.

En su caso ella tenía pensado vacacionar hasta el 19 de abril en Europa. Mientras que Elsa iba a visitar a sus hijos en España y Portugal, respectivamente. Sin embargo, ahora tendrán que regresar a Comodoro. 

Como el Costa Pacífica lleva cerca de 3.000 pasajeros, se prevé que el descenso será por turnos al igual que el traslado hacia Argentina, aunque una de las posibilidades que trascendió este martes es que regresen al país en vuelos charters contratados por el grupo que los llevó.

La odisea de los 20 turistas de Comodoro que viajan en un crucero y estuvieron a la deriva por el coronavirus

UN VIAJE INESPERADO

El crucero que lleva a 950 argentinos zarpó de Buenos Aires el 3 de marzo, recorrió la costa de Brasil y el 24 de marzo debía llegar a Genova, Italia, previo a pasar por Santa Cruz de Tenerife, Málaga y Marbella.

Sin embargo, el incremento de casos en Italia, donde en un solo día murieron 368 personas, puso en alerta roja a la región y se cerraron los puertos. Así los pasajeros desconocían donde iban a desembarcar.

La Nación, aseguró que hubo momentos de tensión en el barco, ya que algunos turistas de Sudamérica, previo a zarpar de Brasil pedían quedarse en el continente y no ir hacia donde el virus se incrementada a mayor escala. Mientras que los turistas europeos querían volver a su tierra.

Finalmente, la empresa suspendió sus actividades hasta el 3 de abril y dio una respuesta a los pasajeros. Ahora solo queda que los viajeros lleguen a puerto, para luego iniciar el regreso al país y posiblemente a sus ciudades de origen, para reencontrarse con sus familiares, en unas atípicas vacaciones.