La Legislatura de Chubut comenzó el análisis de un proyecto de ley de Pesca enviado por el Ejecutivo, para adaptar la normativa a la nueva situación en la que la actividad se vincula al langostino como especie objetivo principal, al contrario de lo que pasaba hasta hace 10 años, cuando la especie prioritaria era la merluza.

Los datos del cambio de tendencia se reflejan en la estadística oficial divulgada por la Secretaría de Pesca de Chubut: hasta 2010 se descargaba un promedio de 12.000 toneladas de langostino en los puertos de la provincia, mientras que en la última temporada ese número ascendió a 60.000 toneladas.

“Hemos duplicado la cantidad personas que se fueron incorporando en los últimos 10 años para trabajar el langostino –explicó Gabriel Aguilar, secretario de Pesca de Chubut-, ya que antes la prioridad era merluza y el langostino llegaba como especie acompañante, pero hoy es al revés: se pesca langostino y eventualmente alguna merluza como ‘by catch’ (acompañante)”.

Entre los cambios que busca introducir la nueva ley se apunta a la obligatoriedad de que la merluza capturada incidentalmente sea trasladada a las plantas, prohibiendo su descarte.

“En la ley decimos que los permisionarios están obligados a traer la especie acompañante y ofrecer el producto a las plantas, que tendrán que incorporar nuevamente los fileteros, que hoy se reconvirtieron en clasificadores de langostino –añadió Aguilar-. Tenemos que volver a incorporarlos y por eso estamos haciendo cursos sobre la actividad, desde la Secretaría de Pesca”.

Por otro lado, el funcionario también ponderó que hoy el langostino requiere mayor incorporación de valor agregado.

“En la última temporada hemos saturado los mercados internacionales con un recurso Premium y que conocen que éste es el único caladero salvaje que hay en el mundo y está en nuestro país, principalmente en Chubut, empiezan a exigir un producto que vaya directo a góndola –detalló-. Eso obliga a procesar  más, lo que viene muy bien para la capacitación de trabajadores y  la incorporación de más gente a trabajar”.

Desembarcos en puertos de Chubut y procesamiento en tierra

Consultado sobre la posibilidad de exigir que todas las descargas en puertos provinciales sean procesadas en plantas de Chubut, impidiendo su traslado por tierra hacia otras provincias, como reclaman algunos sectores, respondió: “Hay que diferenciar dos cuestiones. Nosotros estamos regulando la pesca dentro de la jurisdicción de Chubut, donde tenemos facultades para regular a los barcos que son permisionarios de la provincia, pero no podemos exigir a los que tienen permisos nacionales”.  

Como ejemplo de lo anterior, mencionó a la flota roja marplatense, que pesca en aguas nacionales y descarga sus capturas en puertos de Comodoro, Camarones o Madryn.

“Ellos tienen regulaciones nacionales y usan logística de nuestros puertos, pero como son de jurisdicción nacional pueden llevarse toda la mercadería que desembarcan en Chubut. Nosotros podemos obligar y a sí se hace a los barcos que tienen permiso de Chubut, en base a una legislación provincial. Hay empresas que tienen plantas en Chubut y filiales en otras provincias y en esos casos sí desembarcan la captura de aguas de Nación y colocan en plantas de Chubut, pero no podemos nosotros obligar a los barcos que pescan en aguas nacionales y son de otra jurisdicción”.