Esta propuesta fue lanzada a mediados de junio por iniciativa del intendente Juan Pablo Luque, ante la difícil situación que atraviesa el sistema educativo, agravada por la emergencia sanitaria. Contempla una labor conjunta entre la Municipalidad y profesionales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y del Instituto de Formación Docente N° 807, buscando brindar apoyo escolar a chicos que transitan el Nivel Primario y funcionando como puente entre la tarea escolar y la familia.

En ese contexto, la secretaria de Cultura, Liliana Peralta, expuso que “sabemos que el proceso de enseñanza-aprendizaje se realiza netamente en el aula y se complementa con las actividades que realizan los padres en sus hogares brindando apoyatura, pero, por distintos factores, no todas las familias pueden dar ese acompañamiento a sus chicos”.

“Es por ello que comenzamos a avanzar con este proyecto, con la finalidad de que todos tengan las mismas posibilidades de acceso a la educación. Se está trabajando con niños de escuela primaria, en todos los CPBs y otros espacios en distintos puntos de la ciudad, conformando 16 locaciones en total”, sostuvo.

Continuando en ese tenor, detalló que “este programa funciona de lunes a jueves, tanto en la mañana, con chicos de 1° a 3° grado, como en la tarde, con alumnos de 4° a 6°, utilizando un sistema de burbujas con 15 niños en cada una y respetando todos los protocolos vigentes. El total de asistentes supera los mil por semana, lo que demuestra la cantidad de chicos que necesitan estas acciones para completar el proceso de aprendizaje”.

En ese sentido, la funcionaria manifestó que “la pandemia acrecentó toda la problemática de la educación, por lo que el Municipio apostó fuertemente en este programa, que está a cargo de docentes y asistentes en cada sede; y a la vez con coordinadores que efectúan recorridas diarias por los espacios y, a su vez, funcionando como nexo con las familias”.

“Todo lo que hace a la relación familia-escuela se vio altamente perjudicado y es muy importante generar nuevamente esa responsabilidad de las familias para con sus hijos para que puedan acompañarlos. Estamos trabajando al respecto, es algo que demanda mucho tiempo pero ya estamos observando resultados positivos”, puntualizó.

Por último, Peralta destacó que “estamos muy contentos por la concreción de este programa y seguimos avanzando con la idea de incluir más barrios el próximo año, para que una mayor cantidad de niños comodorenses tengan la posibilidad de participar y fortalecer su proceso de aprendizaje”.