Luego de que Gosiame Thamara Sithole diera a conocer públicamente que había dado a luz a diez hijos en un mismo parto, las autoridades de Sudáfrica la internaron en un hospital psiquiátrico alegando supuestas dudas en la veracidad de su relato.

La polémica se inició apenas unos días después del nacimiento de los pequeños, luego de que la prensa local cuestionara el evento que de ser verdad sería un récord histórico.

Teboga Tsotetsi, el esposo de la mujer, dijo que, tras ser detenida y trasladada a una comisaría local  la policía la acusó de mentir sobre dar a luz a diez bebés, alegando que "se había vuelto local".

"La llevaron a una estación de policía en el suburbio de Chloorkop antes de que los oficiales pasaran su caso a los trabajadores sociales, quienes luego la ingresaron en la sala psiquiátrica del Hospital Tembisa para una evaluación de salud mental", destacó sobre el evento el diario británico The Independient.

Por otra parte, su abogada Refiloe Mokoena denunció que las autoridades del país del sur de África "la sometieron a torturas psicológicas, no le permitieron hablar con ella y le negaron la comida".