Karina Pérez tiene 35 años, asegura que es muy abuela con las redes, que no le interesa entender sobre algoritmos y tendencias, y que hasta le cuesta conectarse a un Zoom. Sin embargo, la rompe en las redes sociales y en Instagram tiene más de 21 mil seguidores que le dan like a sus contenidos sobre Make up.

Karina es la maquilladora influencer de Comodoro que la rompe en Instagram y esta semana, en el Día de la Maquilladora, charló con ADNSUR y contó cómo empezó esta pasión de labiales, delineadores, y arte sobre el rostro.  “Fue de casualidad, yo creo mucho en el destino y para mi tenía que ser”, comienza diciendo a modo de introducción. “Nunca fui modelo pero siempre me gustaron las cámaras, y estaba haciendo un book de fotos para mi y la maquilladora estaba hablando con la fotógrafa sobre Maquillarg, un grupo de Facebook que es de maquilladores argentinos. Me dijeron metete ahí que vas a aprender, porque yo soy coqueta, muy femenina, pero no sabía nada de maquillaje. Me arreglaba como podía, y me metí en ese grupo y me voló la cabeza”. 

Karina recuerda que no podía creer la industria que existía detrás del maquillaje. La cantidad de productos que había y las técnicas que existían para maquillar a una persona. Asegura que para ella fue un amor a primera vista y enseguida supo que quería llegar a tener una escuela y el reconocimiento de sus pares.

A la distancia admite que fue similar a lo que le sucedió con la ropa, de saber que de tener un roperito con 10 prendas para vender en su casa iba a llegar a tener su propio local en el centro. Es que más allá del make up, Karina es conocida en la ciudad por “Ponete Linda”, un local que está ubicado en San Martín al 500, y que de alguna forma es la continuidad de “Te tas poniendo linda”, el showroom que abrió hace 12 años en su departamento y que llegó a funcionar en pleno centro de Comodoro, hasta hace tres años cuando tuvo que cerrar por la crisis. 

Del Instagram de kp_professional_makeup_artist

LA RAZÓN DE SU ÉXITO

La maquilladora, protagonista de esta historia asegura que siempre fue extrovertida, emprendedora, y le gusto innovar. Quizás eso explica la razón de su crecimiento en las redes.

Es que como cuenta, más allá de las críticas, eligió mostrar maquillajes de alto impacto por encima de los tradicionales sociales. “Me encanta trabajar con novias, quinceañeras, donde el maquillaje es suave, es algo sutil y la idea es que se vean bonitas. Pero lo que más muestro es el estilo Instagram de maquillaje que es más volcado a lo artístico. Es mucho color, mucho corte, delineados extravagantes, boca bien definida, contornos marcados, mucho hilight y mucho brillo. Cuando empecé medio que me miraban de reojo, y se preguntaban por qué tanto color, por qué una boca negra, y yo seguí en la mía. No me molestaba en explicar qué era, pero creo que eso fue lo que llamó la atención al público del sur, que me anime a mostrar algo diferente que acá no se veía, y también porque demostré que me apasionaba. Yo creo que esa pasión que mostré hizo que otros colegas que no son de Comodoro me convoquen para algunos eventos. Así fue que Natacha Nina me invitó a disertar por primera vez en la Expo Estética que se hace en Buenos Aires. Y después de eso, cada año me invitaban a disertar en diferentes stands. Estuve en el de Andrea Pellegrino, Cecilia Katz, varias marcas. Así empezaron a conocerme a nivel nacional”.

La maquilladora influencer de Comodoro que la rompe en Instagram

En la actualidad, Karina divide su tiempo entre el local, el maquillaje, el gimnasio, sus hijos y las redes, donde además promociona productos de otros emprendedores a modo de ayuda, y sabiendo lo que se siente estar del otro lado del mostrador. 

El próximo mes participará por primera vez en un evento internacional de Make up y todavía no cae de la emoción: finalmente logró lo que siempre soñó; traspasar las fronteras del país para enseñar su pasión.

Allí compartirá espacio con referentes de make up de otros países, entre ellos Brasil y Ecuador.

Pero lejos de dejar de soñar ella quiere seguir yendo para adelante, como en Instagram, donde le gusta mostrarse tal cual es y llegar a la gente por del lado del amor propio. “Muchas mujeres me dicen que quizás un posteo les levantó el ánimo, o que algo que dije les sirvió. Yo trato de llegar al otro, porque vos podes lograr todo lo que te propongas, ya sea abrir tu local de ropa, tu escuela de maquillaje, mejorar tu bienestar físico... todo podes lograrlo, solamente tenés que hacerlo”, dice soñando, quizás con algún día entrar a un escenario de Brasil, la cuna de los maquilladores. 

La maquilladora influencer de Comodoro que la rompe en Instagram