El  secretario de Comercio del Interior, Roberto Feletti, mantuvo este miércoles una reunión con los empresarios y realizó un pedido de congelamiento de precios por al menos 90 días para una lista de 900 productos de consumo masivo.

Lo más llamativo de la lista apareció en la sección de bebidas, en donde se incluyen nueve marcas de champagne, seis de destilados que incluyen ron, vodka y coñac, 21 cervezas, 29 vinos tintos, 14 blancos, siete espumantes, 11 vinos de mesa y cinco whiskys dentro de los productos que integran la lista de 1248 alimentos, bebidas, artículos de limpieza y de higiene personal que forman parte del nuevo acuerdo alcanzado entre el flamante secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y los empresarios con quienes se reunió esta mañana.

La lista completa: Fernet, gaseosas, cremas antiarrugas y champagne entre los precios congelados

En el encuentro, Feletti les había propuesto a directivos de las mayores empresas de consumo masivo un acuerdo de precios que permita mantener sin cambios hasta el próximo 7 de enero los valores de unos 900 productos de los rubros de alimentación, higiene y limpieza, y otros incluidos en el programa de Precios Cuidados.

La lista completa: Fernet, gaseosas, cremas antiarrugas y champagne entre los precios congelados

Según indicaron en su primera reunión con los empresarios del área, el flamante secretario pidió que le remitan los listados de precios vigentes al 1° de octubre.

La lista completa: Fernet, gaseosas, cremas antiarrugas y champagne entre los precios congelados

De la reunión con Feletti participaron representantes de unas 30 empresas productoras que concentran la mayor parte de la oferta de alimentos, productos de limpieza y de higiene personal como Arcor, Molinos, La Serenísima y Mondelez, entre otras.

La lista completa: Fernet, gaseosas, cremas antiarrugas y champagne entre los precios congelados

Además, precisaron que se trabaja junto con empresarios y supermercadistas en expandir el listado de productos incluidos en Precios Cuidados de 670 a 900 aproximadamente, con el objetivo de que “disminuya el peso de la canasta básica sobre los ingresos populares”.

Con información de La Nación