Ni “la novia de América” se salva de los odiadores seriales de redes sociales. La actriz fue contundente en una entrevista otorgada a Oprah Winfrey.

La lección de Julia Roberts a quienes se burlaron de su “forma de envejecer”

En junio, Julia Roberts hizo caso a su manager y a sus contadores y accedió: estrenó cuenta de Instagram, un canal de comunicación y un lugar poderoso para seguir recaudando millones. Hasta hoy, ya colecciona más de 2 millones de seguidores.

https://www.instagram.com/p/BoXsTKegRQ_/

Claro, "la novia de América", como la llaman en los Estados Unidos, ya sabe lo que es ser agredida por anónimos. Y salió a dar una lección a aquellos que se ríen de algo tan natural como el envejecimiento.

A pesar de ser una de las actrices más queridas de la industria del entretenimiento, su corto tiempo en el mundo digital le enseñó lo difícil que puede resultar enfrentarse a los comentarios negativos. En una reciente entrevista con Oprah Winfrey para la revista Harper’s Bazzar, la actriz ganadora del Oscar y del Golden Globe reveló lo espinoso que fue para ella enfrentar esa negatividad.

¿Qué pasó para que la calma Julia saliera a hacer un descargo? Hace algunas semanas, su sobrina Emma Roberts colgó en su cuenta de Instagram una fotografía en la que compartía un lindo momento junto a su tía. A pesar de la dulzura y belleza de la foto, muchos se centraron en cómo lucía Roberts físicamente.

“Me entristeció que las personas no pudieran ver el punto de la foto, la dulzura en ella, la felicidad que brillaba en la imagen. Entonces pensé:‘¿Qué pasaría si tuviera 15 años?’”, añadió la actriz sobre la presión que puede generar en los jóvenes este tipo de críticas destructivas en las redes.

“Me hace feliz que esto pasara, porque me da una idea de algo que no conocía. Tienes que vivirlo para entenderlo y esto es solo una pequeña muestra de lo que realmente pasa en las redes sociales”, agregó la protagonista de recordadas películas como Eat Pray Love (2010) y Runaway Bride (1999).

A diferencia de otras estrellas, Julia es mucho más relajada con su aspecto físico y con la imagen pública que da en redes. Su primera publicación de Instagram, tres meses atrás, acompañada por un escueto "Hello", fue una imagen de ella, descontracturada, en pantalones cortos y con una camiseta negra cuya leyenda decía "amor".

Su segunda publicación, junto a una amiga, sobresalió por la frase de su remera: "No puedes hacer feliz a todo el mundo. No eres un aguacate".