CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La jueza federa María Romilda Servini fue diagnosticada con coronavirus a pesar de que ya se había aplicado la primera dosis de la vacuna Sputnik V.

La magistrada de 84 años tenía turno para recibir la segunda dosis de la inmunización en marzo, pero finalmente fue suspendido. “Le hablé a un alto funcionario de la Ciudad para ver si no podían hacer una excepción y darme esa segunda dosis y me dijo que se iba a ocupar, pero nunca me llamaron”, dijo Servini.

En este sentido, la referente del Poder Judicial agregó: “Hablé con Diego Santilli para que me vacunen porque yo estoy trabajando, lo mismo que el personal que esta trabajando conmigo. Si me hubieran dado las dos dosis no me hubiera contagiado”.

En diálogo con América TV, la jueza de Comodoro Py agregó: “Estoy sorprendida y enojada, porque yo tenía el turno para esa dosis y me lo suspendieron. El tema de las vacunas se manejó muy mal y esto se lo estoy diciendo también lamentablemente al Presidente”.

Además le hizo un reclamo a las autoridades para que inmunicen a los trabajadores del Juzgado Electoral a su cargo, bajo la advertencia de no poder realizar las primarias. “Si no vacunan a todo el equipo no se pueden hacer las PASO. Si no vacunan a mi gente te diría que no, yo no voy a exponer al equipo de 25 personas que trabaja en este tema”, advirtió la magistrada.

La titular del Juzgado Federal 1 atravesaba esta tarde un cuadro de cansancio y dolor corporal. Servini es oriunda de la ciudad bonaerense de San Nicolás y desde la década del ’80 ejerce como magistrada del fuero federal, donde tuvo a su cargo causas de gran relevancia como el “Yomagate”, el asesinato del general chileno Carlos Prats y la represión ejercida por el gobierno de Fernando de la Rúa en 2001, entre otras.

En la actualidad, instruye en los expedientes de los crímenes cometidos durante la época del franquismo en España y la investigación por las supuestas presiones que el gobierno de Mauricio Macri ejerció sobre el grupo Indalo.

Fuente: TN