COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Mientras a nivel país el Indice de Precios al Consumidor fue del 2 por ciento, esta vez la Patagonia se ubicó con el registro más bajo del país, junto a Gran Buenos Aires y Noroeste, con el 1,8 por ciento. Sin embargo, los precios de alimentos y bebidas subieron más que en el promedio nacional, con un 2,7 por ciento.

La medición del IPC febrero se ubicó en el nivel general en “sólo” 2 puntos, tal como se planteaba en la expectativa general del gobierno, moderando un nivel que sigue siendo alto, pero más atenuado respecto de la aceleración de meses anteriores: el indicador es el más bajo de los últimos 25 meses.

En la medición interanual acumula un 50,3 por ciento, mientras que en los dos primeros meses del año meses del año en curso el acumulado nacional es del 4,3 por ciento, en coincidencia con el regional, ya que en enero había medido 2,5 por ciento. Vale recordar que en diciembre, la Patagonia alcanzó el 4,3 por ciento, por encima de la media nacional, con un elevado 3,7 por ciento.

En el acumulado anual, los alimentos siguen mostrando una fuerte suba en el plano regional: 58 por ciento global, con un 63,7 por ciento acumulado en leche y derivados, 64,4 por ciento en frutas y 55,9 por ciento en verduras.

Los precios en febrero

Si bien los números globales muestran una mejora, resulta preocupante que todavía en Alimentos y bebidas no alcohólicas –esenciales para la canasta básica- se ubican los indicadores más altos. En ese ítem, tanto e l IPC general como el patagónico se eleva hasta el 2,7 por ciento, en tanto Noroeste alcanzó el peor indicador, con un 3,7 por ciento.

En el extremo opuesto, un rubro mostró variación cero para la Patagonia: se trata de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles”, que a su vez tuvo un registro negativo, con una merma del 3,7 por ciento, en la región Noroeste.

Entre los alimentos esenciales, las carnes y derivados tuvieron la variación más alta, con un 4 por ciento, muy por encima de las otras regiones del país, con apenas 1,8 por ciento en Gran Buenos Aires y 3,2 por ciento en el Noroeste; en la región patagónica, el ranking de subas sigue por bebidas no alcohólicas (café, té, yerba) con un 3,5 por ciento. Azúcar, dulces y chocolates se ubican más arriba, con un 4,9 por ciento.
En relación a diciembre, los alimentos también muestran subas importantes: 9 por ciento acumulado en carnes y 11,1 por ciento en las infusiones mencionadas, con muy poca variación en frutas (1,6)  y verduras (1,4 por ciento).