ESQUEL (ADNSUR) - En momentos en que desde provincia se apuran los trámites para avanzar con la concesión de La Hoya, el responsable de la empresa de turismo Frontera Sur, Martín Capllonch, uno de los referentes del sector turístico local, se mostró entusiasmado con la posibilidad de generar un cambio que permita “posicionar” al centro de esquí. Asimismo dijo que, “ésta fue la peor temporada de la historia, sin la confitería, con falencias en la infraestructura y desmanejo de los recursos”.

La Hoya tuvo la peor temporada de los últimos 15 años
La Hoya: Aseguran que fue la peor temporada de los últimos 15 años

“Desde el sector privado y las cámaras se viene reclamando la puesta en valor del centro de esquí, convertirlo en un centro competitivo que traccione el desarrollo turístico de Esquel y entre todas las alternativas que había optaron por concesionar a un privado todo el cerro completo”, reconoció el prestador turístico, quien en lo personal se veía más cercano a un modelo de manejo mixto, similar al que se implementó centros de esquí europeos.

Señaló que "el problema de que haya menos servicios turísticos tiene que ver con la falta de puesta en valor, con el desmanejo de recursos del Estado. Hoy nos encontramos terminando la peor temporada de la historia, sin la confitería, con falencias gigantes en infraestructura, con cloacas que no andan, con inversiones millonarias donde nadie sabe a donde fue la plata porque las obras no se terminaron, falencias en la parte de la comunicación y la imagen. Todo esto el Estado no lo pudo hacer y hoy estamos pagando las consecuencias”.

Desde el sector privado “nosotros trabajamos en una mesa en la cual yo representé a la Cámara de Turismo de Esquel, desde donde hemos dado algunas opiniones sobre lo que se debería tener en cuenta al armar los pliegos. Cuestiones que nos parecen importantes como la calidad de los servicios, con un porcentaje de la venta de pases que vaya directamente al Ente Mixto”, dijo.

En diálogo con El Chubut, confió que por estos días hay controversia y diferentes opiniones en torno a la concesión de La Hoya y “está bueno que así sea y en lo personal creo que casi tocamos fondo con el centro de esquí. Esta temporada fue la peor de los últimos 15 años y se necesita un cambio rápido”.

Para Capllonch, “la realidad nos condiciona y lo que el gobierno ha visto es que tiene pocas herramientas para torcer el rumbo de cómo venía funcionando el centro de esquí. Me refiero a los resultados: cada vez menos gente, cada vez menos competitivo. Porque el público del esquí va al destino donde cree que le ofrecen una experiencia para disfrutar de la nieve. Y en eso, Esquel y La Hoya como centro de esquí cada vez ofrecía menos”.

En ese sentido mencionó que “para romper esta inercia negativa que estábamos trayendo se necesitan cambios muy bruscos, que lamentablemente en el modelo anterior iba a ser muy difícil de lograr”.